Publicidad

Ácido fólico: vitamina esencial para un embarazo sano
Embarazo

Ácido fólico: vitamina esencial para un embarazo sano

Publicidad

Publicidad

Durante el embarazo, debemos cuidar nuestra alimentación y nuestros hábitos, pues además de que ahora nuestro cuerpo requiere más cuidados, el bebé necesita recibir ciertos nutrientes y vitaminas necesarios para un desarrollo saludable.

Uno de ellos, es el ácido fólico, que es imprescindible tomar durante la gestación. Por ello, te contamos todo acerca del ácido fólico, una vitamina esencial para un embarazo sano.

Qué es el ácido fólico y por qué es importante en el embarazo

El ácido fólico pertenece al grupo de las vitaminas B y es una forma sintética de la vitamina B9 o folato. Junto a la vitamina B12, contribuye a la creación de las células rojas en la sangre, ayudando a prevenir anemias.

También, el ácido fólico es vital para la función nerviosa y la formación del ADN, promoviendo el correcto funcionamiento del organismo en general.

Todas las personas necesitamos ácido fólico y se necesitan aproximadamente 400 mg diarios de esta vitamina. Sin embargo, durante el embarazo se requiere un aporte extra, ya que la falta de éste puede ocasionar graves defectos en el tubo neural del bebé, como espina bífida o anencefalia.

Usualmente, ese aporte extra de ácido fólico es recomendado por el médico o ginecólogo a través de suplementos o vitaminas especiales para el embarazo.

Cuándo empezar a tomarlo

Si bien el ácido fólico solemos relacionarlo como una de las vitaminas que se debe tomar durante el embarazo, lo cierto es que todas las mujeres en edad fértil y que planeen tener hijos pronto deberían tomarlo aunque aún no estén esperando un bebé.

De hecho, se recomienda que éste sea tomado desde al menos dos meses antes del comienzo del embarazo y hasta la semana 12, pues los defectos del tubo neural suelen originarse durante las primeras semanas de embarazo, por lo que podrían producirse antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas.

Si se tiene suficiente ácido fólico en el organismo antes del embarazo, podrían prevenirse la mayoría de los defectos del tubo neural, así como otros defectos congénitos, como el labio leporino, paladar hendido y algunos problemas cardíacos.

Cuánto ácido fólico necesitamos

A pesar de ser una vitamina esencial para el embarazo, muchas mujeres no poseen la cantidad recomendada de ácido fólico diario. En general, se recomienda que todas las mujeres en edad fértil y con planes de concebir, tomen un suplemento vitamínico de 400 microgramos de ácido fólico al día.

Durante el embarazo, esta cantidad debe ser más elevada, aunque la cantidad puede variar dependiendo de ciertas condiciones de salud de la madre, así como su historial médico:

  • Para las mujeres con alto riesgo de tener un hijo con un defecto del tubo neural, es decir, que tengan un hijo anterior que lo haya presentado, deberán consultar con su médico antes del próximo embarazo para conocer la cantidad adecuada de ácido fólico que deberán tomar.
  • Las mujeres con diabetes, epilepsia u obesidad tienen mayores posibilidades de tener un bebé con defectos en el tubo neural, por lo que su médico deberá indicarles si deben tomar una dosis mayor de ácido fólico.

Dónde podemos obtenerlo

Embarazada Comiendo

Como lo hemos mencionado, lo usual es obtener el ácido fólico a través de un suplemento vitamínico, pero también es posible obtenerlo a través de ciertos alimentos y siguiendo una dieta saludable y equilibrada.

Entre los alimentos más ricos en ácido fólico que podemos consumir, destacan los siguientes:

  • Espárragos, que al consumirse cocidos proporcionan hasta 262 mcg de ácido fólico por taza.
  • Espinacas, que aportan 263 mcg de ácido fólico por taza.
  • Garbanzos, aportando 282 mcg por taza.
  • Lentejas, de las cuales media taza proporciona 180 mcg de ácido fólico.
  • Aguacate, que aporta hasta 110 mcg de ácido fólico por taza.
  • Brócoli, donde una taza aporta unos 104 mcg de ácido fólico.
  • Frutos secos, entre los que destacan los cacahuetes, que aportan 88 mcg en un cuarto de taza.

En resumen, el ácido fólico es una vitamina esencial para un embarazo sano y que ayuda a prevenir los defectos congénitos antes mencionados, por lo que es importante tomarlo como suplemento desde antes del embarazo, y acompañarlo de una alimentación saludable y equilibrada.

Fotos | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir