El ácido fólico evita malformaciones en el bebé, pero muchas mujeres no saben que tienen que empezar a tomarlo antes de quedar embarazadas

El ácido fólico evita malformaciones en el bebé, pero muchas mujeres no saben que tienen que empezar a tomarlo antes de quedar embarazadas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La espina bífida es una malformación congénita grave que representa la segunda causa de discapacidad física en la infancia, después de la parálisis cerebral. En España, entre 8 y 10 de cada 10.000 recién nacidos vivos presenta alguna malformación del tubo neural, de los cuales más de la mitad de ellos están afectados por espina bífida.

Sucede cuando la columna vertebral del bebé no se forma normalmente, cuando uno o varios arcos vertebrales posteriores no se fusionan correctamente, dejando la médula espinal sin protección ósea. Esta anomalía que ocurre en los primeros 25 días de embarazo puede prevenirse hasta en un 70% al tomar ácido fólico antes y durante las primeras semanas del embarazo.

Ácido fólico, una vitamina esencial

El ácido fólico es una vitamina esencial, indispensable para prevenir los defectos del tubo neural, que da origen al sistema nervioso. Pertenece al grupo de las vitaminas B y es una forma sintética de la vitamina B9 o folato.

Es vital para la función nerviosa y la formación del ADN, promoviendo el correcto funcionamiento del organismo en general.

Pero no sólo es imprescindible para evitar defectos del tubo neural como la espina bífida y la anencefalia. También previene el labio leporino y se ha demostrado que es eficaz para prevenir retrasos en el lenguaje del bebé.

Según el informe europeo EUROCAT, los defectos del tubo neural (DTN) (como la anencefalia, la espina bífida, y el meningocele) afectan aproximadamente a 1 de cada 1.000 embarazos en Europa.

¿Cuánto ácido fólico debo tomar?

La dosis de ácido fólico recomendada es de 0,4 mg/día durante los tres meses anteriores y posteriores al embarazo, dosis que debe multiplicarse por diez si ya ha habido antecedentes.

Al producirse la malformación en las primeras semanas de embarazo, es conveniente que el organismo cuente con las reservas de ácido fólico necesarias para evitar anomalías, ya que el tubo neural se forma antes de que muchas mujeres se enteren que están embarazadas.

La espina bífida es una anomalía que se produce durante el primer mes de gestación porque uno o varios arcos vertebrales posteriores no han fusionado quedando la médula espinal sin protección ósea.

Todas las mujeres que estén planeando tener un bebé deberían empezar a tomar un suplemento de ácido fólico.

¿Cuándo empezar a tomarlo?

Todas las mujeres en edad fértil que planeen tener hijos pronto deberían tomarlo aunque aún no estén esperando un bebé.

De hecho, se recomienda que éste sea tomado desde al menos dos meses antes del comienzo del embarazo y hasta la semana 12, pues los defectos del tubo neural suelen originarse durante las primeras semanas de embarazo.

Hay que tener en cuenta que el cierre del tubo neural ocurre en las primeras cuatro semanas del desarrollo del embrión, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas, por lo que la suplementación con ácido fólico debería comenzar de uno a tres meses antes y, por lo menos, hasta la decimosegunda semana de embarazo.

También se recomienda un suplemento de yodo desde un mes antes del embarazo, durante el mismo y mientras se amamanta al bebé.

Temas
Inicio