Cómo lograr que tu bebé sea más autónomo mediante el método Pikler

Cómo lograr que tu bebé sea más autónomo mediante el método Pikler
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En los años 40, Emmi Pikler, una médica austriaca que trabajaba en un orfanato de Budapest observó cómo muchos de los comportamientos de los niños huérfanos que vivían allí se asociaban con el "Síndrome del Hospitalismo", un término introducido por R. Spitz para designar el conjunto de trastornos que aparece en bebés (de seis a dieciocho meses)  cuando son separados de sus madres e internados en una institución. Este síndrome se puede llegar a convertir en un estado de depresión muy significativo que puede dejar huellas difíciles de borrar.

En su afán de ayudar a estos niños, esta pediatra implementó una serie de ejercicios que reforzaran los vínculos afectivos entre las cuidadoras y los niños en pro tanto de su bienestar emocional como de su autonomía. De ahí nació el método Pikler, una corriente que ha revolucionado el mundo de la crianza por sus efectos positivos en los niños, y no solo en aquellos que han sido separados de sus padres.

En qué consiste el método Pikler

El método Pikler defiende la libertad de movimiento del niño, permitiéndole explorar por sí mismo y respetando sus tiempos, siempre con el acompañamiento del adulto, aunque su papel es el de brindar seguridad pero no dirigir sus pasos. De esta forma se fortalece su autoestima y un apego seguro por parte del pequeño.

A través del proceso que se inicia en los primeros meses de vida del bebé, logramor fortalecer la autonomía del niño mediante la confianza en su ritmo de aprendizaje y sus capacidades.

Como aplicar el método Pikler con los bebés

Bebes

Cuéntale al bebé todo lo que vais a hacer en cada momento

Es fundamental hablar con los bebés y los niños y anticiparles en todo momento todo lo que vamos a hacer con ellos, de tal forma que se familiaricen con el lenguaje y la comunicación verbal. Cuando les notemos receptivos, debemos ejecutar la acción (por ejemplo, explicarles que vamos a tumbarles boca abajo para jugar un poco y de paso fortalecer su cuello).

Ofrece al bebé objetos desestructurados para jugar

A diferencia de lo que propone el método Montessori, en esta filosofía, al menos durante los primeros meses, no se recomiendan juguetes estructurados sino todo lo contrario: objetos cotidianos con los que los niños exploren sus posibilidades y se lleve el concepto de "juego libre" al máximo nivel posible.

Los bebés deben tener movimiento libre en todo momento

Debemos evitar poner al bebé en posiciones a las que no saben llegar por sí mismos ni tampoco saben salir de ellas, ya que les ponemos en una situación de dependencia total generando frustración.

Al no intervenir, los bebés empiezan a moverse de forma natural, sin posturas forzadas ni antinaturales para su edad, de forma que facilitamos un desarrollo psicomotriz seguro y correcto para su edad. Esto implica que como padres dejemos de preocuparnos porque nuestros hijos alcancen cada hito del desarrollo de forma rápida y confiar en ellos y en sus capacidades.

A medida que el bebé crece, se debe potenciar ese movimiento libre mediante estructuras que les permita reptar, ponerse de pie, escalar, agacharse o deslizarse, como el famoso triángulo Pikler.

TRIÁNGULO ESCALERA MONTADO PLEGABLE Certificación europea marcado CE

TRIÁNGULO ESCALERA MONTADO PLEGABLE Certificación europea marcado CE

Prepara el entorno

Según la filosofía Pikler, para que un nilño tenga libertad de movimiento, el entorno debe estar preparado como un sitio seguro. El suelo debe ser cálido, no deben haber "obstáculos" que impidan la exploración (como macetas, objetos que se puedan romper o con los que el bebé pueda hacerse daño). De forma ideal, los bebés siempre deben vestir ropa cómoda, holgada y a poder ser descalzos (ya lo hemos dicho muchas veces: niños descalzos, más inteligentes y felices).

El adulto siempre debe acompañar, pero no intervenir

No debe confundirse el acompañamiento que debe hacer el adulto con la intervención. Su papel debe ser el de ofrecer la seguridad de que si el bebé necesita atención en algún momento, la obtendrá de inmediato.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio