Publicidad

La vuelta al cole por televisión en México: una opción al alcance de todos ante la desigualdad digital
Educación Infantil

La vuelta al cole por televisión en México: una opción al alcance de todos ante la desigualdad digital

La situación actual no es fácil para ningún país. Y ahora que nos encontramos con el inicio de otro ciclo escolar, pareciera que no es posible encontrar una opción que sea 100% segura para niños y profesores, y que permita continuar con las clases de forma normal.

La medida que se ha tomado en mi país está siendo noticia en todo el mundo, pues 30 millones de estudiantes en México han iniciado un nuevo curso tomando clases por televisión. Recopilamos algunos testimonios de familias que han iniciado este ciclo escolar desde casa.

Una vuelta al cole polémica en México

Este lunes, millones de hogares mexicanos encendieron su televisión por la mañana, pero no para ver las noticias, sino para algo que nunca antes había sucedido: iniciar un nuevo curso escolar desde casa, por clases a través de la televisión. Sin embargo esta medida no es realmente nueva.

Hace algunos meses, específicamente a mediados de marzo, el coronavirus llegó a México. Este hecho hizo que de inmediato se cerraran las escuelas de forma temporal (o eso pensábamos en ese entonces), haciendo que se iniciara por adelantado el periodo de descanso que suele tener lugar durante Semana Santa.

Sin embargo, con el aumento de casos, los niños ya no podían volver a sus escuelas y el ciclo escolar debió ser terminado desde casa. Entonces se lanzaron las primeras emisiones de programas educativos por televisión para todos los grados, desde preescolar hasta bachillerato, titulados "Aprende en Casa".

Como pudimos, millones de familias hicimos lo mejor posible por intentar adaptarnos a este cambio que llegó de golpe, haciendo que nuestros hijos cerraran un ciclo escolar a distancia y de forma desalentadora. Cuando finalmente terminó el año escolar, descansamos un poco.

Pero ahora, con los más de 560.000 casos confirmados y más de 60.400 decesos, México es el tercer país con más muertes por la pandemia, de acuerdo con información actualizada de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pensar en una vuelta al cole "normal" o incluso con medidas extremas de seguridad y distanciamiento social, es un riesgo que no se puede tomar.

Así que la solución de Gobierno de México ha sido esta: que todos los alumnos de escuelas públicas, desde preescolar hasta bachillerato, continúen su educación a través de clases por televisión mediante el programa "Aprende en Casa II", una medida que ha sido considerada como polémica por dejar muchas preguntas al aire.

Sin embargo, a pesar de la incertidumbre que ha traído consigo este programa y las múltiples críticas que ha recibido, el Presidente de México asegura que estas clases tendrán validez, debido a que se han planeado de la mano de profesionales de la educación.

Además, la desigualdad social presente en el país hace que llevar clases por internet no sea una posibilidad real y esta parezca de momento ser la única solución, ya que de acuerdo con información de CNN solo el 56% de los hogares tiene acceso a Internet, mientras que el 93% cuenta con televisión. Pero, ¿qué piensan las familias de esta medida?

Las opiniones de los padres acerca de las clases por televisión

niño

Hemos contactado a siete familias que se tienen hijos de distintas edades en escuelas públicas, y que por lo tanto, se encuentran tomando el programa "Aprende en Casa II". Les preguntamos qué opinaban acerca de esta medida y aunque consideran que sí cumple con el objetivo de ser accesible, el contenido no es el desearían.

No es sorprendente que quienes más dificultades han tenido son los niños pequeños, como los que cursan los primeros grados de primaria, pues es normal que a esa edad les cueste más trabajo poner atención y mantenerse enfocados, como nos comenta Kenya, madre de una niña en segundo de primaria:

No considero que sea la medida mas adecuada para los niños más pequeños, en especial de primer y segundo grado, que apenas comienzan a leer, escribir y hacer operaciones numéricas. Los vídeos no aportan la información necesaria para estos aprendizajes, y las preguntas que realizan son muy similares en todas las clases.

Tampoco creo que es accesible para todas las familias, si bien algunos contamos con televisión e internet, debemos pensar en los niños que estan en situaciones más vulnerables, ya que la educación entonces no está siendo equitativa para todos.

En el tema de los contenidos, otras madres tienen opiniones similares, como Cecilia, quien tiene un hijo en primero de primaria y otro en segundo:

No creo que sea de mucha ayuda, ya que no viene mucho de lo que ellos ven en clase con sus maestros. Sí es accesible para la mayoría de las familias, pero la verdad es que es poco útil. Desde mi punto de vista las clases por televisión no tienen mucha relación con lo que realmente se enseña en clases presenciales.

Las diferencias, o mejor dicho, la falta de coordinación entre las clases por televisión, y el material que están trabajando los profesores es algo que también resulta confuso para las familias. Este es el caso de Aracely, quien tiene hijos en segundo y cuarto de primaria, así como uno en tercer semestre de bachillerato:

Las clases por televisión me parecían una buena opción hasta que las vi... En el primer día de clases nos dimos cuenta que no tienen relación con lo que la profesora les envió para realizar.

Aunque es una medida accesible, porque yo vivo en un ejido donde muchos niños no cuentan con acceso a internet, no creo que puedan adaptarse, ya que no tiene relación lo que pasan en televisión con las actividades que envían de la escuela. Hubiera sido más fácil que los profesores conocieran el contenido de las clases por televisión, y así hubieran podido planificar mejor.

Elizabeth, que tiene un hijo en primer grado y otro en cuarto grado de primaria, tiene una opinión similar ante la falta de coordinación de los contenidos:

En lo personal, las clases a través de la televisión serían idóneas si estuvieran mejor diseñadas. Es muy confuso trabajar en casa con temas del grado que cursarán y no con los temas que vieron el ciclo anterior. En la escuela de mis hijos la indicación fue trabajar con los programas del grado al que acaban de pasar.

Uno de los problemas ante los que se enfrentan, y que es una reacción que también se podía esperar ante esta opción, es que los niños se aburran o no presten atención al no haber esa interacción entre alumnos y profesor, como comenta Maricruz, madre de dos hijos en primero y sexto de primaria:

Pues no me gustan la clases por televisión. Siento que para mi hijo de primero es muy tedioso tener que estar viendo vídeos que ni yo misma entiendo. Al terminar el primer día ya se habían hartado y parece más fácil que les enseñe yo.

Considero que las clases no deberían ser tan aburridas para ellos. Deberían de ser como cualquier clase en un salón, con profesores capacitados.

Pero por otro lado, está la realidad de entender que si bien no es la opción idónea y podría mejorarse mucho más, es por el momento la más adecuada para proteger la salud de todos y hacer lo posible por continuar sus estudios.

En este sentido, encontramos la opinión de Ángela, quien es tutora de primaria y además tiene dos hermanas en quinto y sexto grado de primaria:

Me parece bien que estén buscando el modo de hacer llegar la enseñanza a todos los niños, hoy en día no hay una sola familia que le falte un televisor y los niños siempre saben adaptarse.

Con lo que no estoy de acuerdo es que algunos maestros simplemente han dicho que los alumnos hagan las tareas que salen en television y que ya a fin de mes se le envíen las tareas.

Julia, madre de una pequeña de primero de primaria, considera que además de ser una medida que es realmente accesible, es una gran oportunidad para que los padres se involucren en la educación de sus hijos:

La mayoría de los niños que conozco los entretienen en el iPad o el celular, y este tipo de educación fortalece la interacción entre padres y niños, ya que al momento que no leen o escriben, necesitan apoyo de algún adulto.

Considero que algunos padres estaban un poco acostumbrados a dejar la educación a los profesores, y no involucrarse en el aprendizaje y tareas, por lo que esta es una oportunidad para reconectar la confianza y crecimiento de los pequeños.

Me gustaría, claro, que también se contara con mayor apoyo a los padres que trabajan, para estar al tanto de las actividades.

En general, aunque esta medida puede parecer polémica, al ser conscientes de la situación actual del Covid-19 en México, la realidad es que no hay muchas otras alternativas que sean funcionales y que al mismo tiempo protejan la salud de las familias.

Se tiene planeado que por lo menos hasta que termine el 2020, este programa transmitido por televisión y estaciones de radio en todo México, en español y en lenguas indígenas según la región, será el modo de aprendizaje de ninos y adolescentes mexicanos.

Veremos dentro de unos meses si habrá sido efectivo o no. Mientras tanto, seamos pacientes, hagamos lo posible por apoyar a nuestros hijos y no olvidemos ayudarnos entre todos para adaptarnos: padres, alumnos y profesores.

Foto | Jump Story
En Bebés y más | Por qué lo académico no es ni será lo más importante en nuestra casa durante la cuarentena, Los profesores están muy preocupados ante la vuelta al cole: " la situación es desalentadora e incierta"

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios