Compartir
Publicidad
Prohiben por ley los castigos físicos a niños en Coahuila, un estado de México
Educación Infantil

Prohiben por ley los castigos físicos a niños en Coahuila, un estado de México

Publicidad
Publicidad

Cada vez son más los países y ciudades que han comenzado a prohibir los castigos físicos en niños y adolescentes, debido a que estos ya se reconocen como una forma de violencia. Hace tiempo compartíamos que en Francia finalmente los habían prohibido, después de que el Consejo de Europa les hiciera un llamado de atención sobre este tema.

Ahora es Coahuila, un estado en México, el que se une a esta iniciativa y ha prohibido por ley los castigos físicos en niños, y aunque esto es algo positivo, ha causando opiniones divididas en redes sociales.

La nueva ley en Coahuila

Ha sido en este estado del norte de México donde se realizó una modificación a la Ley del Sistema Estatal para la Garantía de los Derechos Humanos de Niños y Niñas, donde se establece que queda prohibido corregir a los niños con nalgadas (cachetes) y cualquier otro tipo de violencia.

De acuerdo con esta mueva modificación a la ley, los padres o familiares que no cumplan con ello y agredan a los niños a través de castigos físicos, podrían terminar frente a un juez cívico, pues no se considera una medida educativa, sino uso de la violencia contra los menores.

Cualquier acto tendiente a infligir algún tipo de violencia física o psicológica se considera violentar al niño”, comenta José Julián Vázquez Favela, titular de la Procuraduría de la Defensa de las Niñas, Niños y la Familia (PRONIFF), de acuerdo con información de Excélsior.

Esta nueva ley se encuentra en el artículo 431 de la Ley para la Familia y establece que: "las personas que desempeñan la patria protestad de una niña o niño, deben educarlo convenientemente y tienen la facultad de corregirlo de una manera prudente y moderada; en ningún caso está facultad implicará cualquier forma de maltrato”.

Las reacciones en noticieros y redes sociales

Tras anunciar esta modificación a la ley en Coahuila, las opiniones resultaron divididas, aunque lamentablemente se puede observar que predominan las de aquellas personas que se encuentran a favor de castigar con golpes o correctivos físicos a los niños y adolescentes.

Y es que el tema de los correctivos o castigos corporales en México es uno que aún está muy normalizado. En la mayoría de las familias, hoy en día todavía es común que los padres recurran a estos métodos para enseñarle a sus hijos a "portarse bien".

Incluso, hay una frase muy famosa: "es mejor una nalgada (cachete) a tiempo", refiriéndose a que lo más conveniente es corregir al niño a través de los golpes y así evitar que crezca siendo una persona sin valores u holgazana.

Los azotes NO funcionan para educar a los niños

El argumento de algunos padres tras conocer sobre la prohibición de los castigos físicos es que "como nosotros somos sus padres, nosotros decidimos cómo corregirles". Sin embargo, está más que comprobado que este tipo de castigos, como los azotes, no funcionan e incluso son perjudiciales para los niños, como se explicó en un estudio tras 50 años de investigación.

Pese a esto y a que hemos visto ejemplos claros de otros países que han prohibido este tipo de acciones violentas en contra de los niños, la mentalidad que se tiene en México aún es muy cerrada en este tema.

Como madre mexicana e informada, definitivamente noto que aún falta mucho por hacer en nuestro país, y creo que principalmente se debe a que las generaciones que ahora estamos teniendo hijos, fuimos educados con golpes, por lo que de alguna manera crecimos viendo y pensando que esto era lo normal o lo correcto, aunque hoy en día hemos aprendido que no es así.

Hay muchas razones potentes para no pegarle a un niño, empezando porque la violencia genera más violencia y que nadie merece que le peguen, menos un niño. Esperemos pronto esta forma de pensar sea la que se vuelva "lo normal" y otros estados, hasta cubrir todo el país, sigan el ejemplo de Coahuila y prohíban los castigos físicos.

Foto | iStock
Vía | Excélsior
En Bebés y más | Los azotes no funcionan y son perjudiciales para los niños, concluyen tras 50 años de investigación, Siete potentes razones por las que jamás debes pegarle a un niño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio