Publicidad

La pauta de caligrafía Montessori y otros recursos del método para enseñar a los niños a escribir

La pauta de caligrafía Montessori y otros recursos del método para enseñar a los niños a escribir
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si tu hijo está aprendiendo a escribir, probablemente hayas escuchado hablar de la pauta Montessori; un tipo de rayado que permite a los niños aprender caligrafía de manera armónica, controlando en todo momento el movimiento de su mano a la hora de elaborar los trazos.

Sobre esta y otras cuestiones relacionadas con el aprendizaje de la escritura siguiendo el método Montessori, hemos hablado con Almudena Palacios, maestra, educadora en Disciplina Positiva, experta en el método Montessori y fundadora de la web Viviendo Montessori.

¿En qué consiste la pauta Montessori?

pauta montessori Pauta Montessori de los cuadernos Oxford

La pauta Montessori es un tipo de rayado especialmente indicado para aquellos niños que comienzan a escribir. La diferencia principal con el rayado clásico es que este tiene cuatro líneas paralelas: dos centrales en las que escribir el cuerpo de la letra en minúscula, otra por encima que marcará el límite de las letras mayúsculas y de las astas de ciertas letras como la 'd', la 'l' o la 'b', y otra línea por debajo que marca el límite de las astas de letras como la 'p' o la 'y', por ejemplo.

Existen dos tipos de pauta Montessori en función de la distancia entre las líneas. Por un lado, estaría la pauta de 5 mm, especialmente indicada para niños que están empezando a escribir. Y para aquellos que ya dominen la escritura y quieran perfeccionarla se recomienda la pauta de 3,5 mm, con menos espacio para acotar las letras.

Algunas marcas, como Oxford o Scriptus han incorporado este tipo de pauta a sus cuadernos, pues con ello los niños consiguen una escritura más armónica, igualada y mejor dirigida que con la pauta tradicional.

Almudena Palaciones nos explica que el origen de esta pauta está en las pizarras Montessori, utilizadas para practicar la grafomotricidad y hacer trazos antes comenzar a escribir en papel

Existen cuatro tipos de pizarras Montessori: lisas, con líneas, con cuadros y las dobles líneas o cuadros. Todas ellas sirven para realizar ejercicios de grafomotricidad y favorecer el desarrollo psicomotriz del niño, la psicomotricidad fina y la pinza.

"La pizarra lisa, por ejemplo, se utiliza para que el niño comience a realizar trazos grandes, líneas de izquierda a derecha, líneas verticales o en zig zag... De esta forma, aprende a controlar el movimiento de su mano y sus dedos" - nos explica Almudena.

En definitiva, las pizarras Montessori servirán al niño para ir adquiriendo poco a poco las habilidades para escribir, y solo cuando tengan control comenzarán a hacerlo en un cuaderno como estos a los que hemos hecho referencia.

Cuándo y cómo enseñar a los niños a escribir con el método Montessori

letras

Como ya hemos visto en otras ocasiones, la lectoescricura según el método Montessori puede iniciarse desde los 13-14 meses. "Esto no quiere decir que a esa edad ya pongamos al niño a escribir directamente, pues todo tiene un proceso. Pero a edades tan tempranas ya podemos estimular la lectoescritura mediante actividades sensoriales y tareas cotidianas de la vida práctica", nos explica la experta.

"Por ejemplo, cuando el niño limpia la superficie de una mesa con ayuda de un paño, está realizando un movimiento específico con su mano que será similar al que realice después en la escritura: de arriba a abajo y de izquierda a derecha"

Estas son las pautas que hay que seguir para enseñar a los niños a escribir según el método Montessori:

1) Minúsculas antes que mayúsculas

La primera apreciación que hay que tener en cuenta es que a la hora de enseñar a escribir hemos de comenzar con las minúsculas antes que con las mayúsculas, en contra de lo que suele ser habitual en los programas de lectoescritura de los colegios.

Según nos explica Almudena, la razón es que para el niño resulta más sencillo hacer trazos curvos que rectos, por eso el aprendizaje de las mayúsculas debe dejarse para más tarde.

2) Presentar las letras

A la hora de presentar al niño las letras debemos hacerlo mediante su sonido fonético. Es decir, no se trata de señalar una letra y decirle que es la 'S', sino que esa letra suena 'ssssss'. De este modo, el niño irá asociando poco a poco las letras a su respectivo sonido.

3) Actividades de estimulación sensorial

letras de lija Letras de lija del método Montessori

Paralelamente, podemos llevar a cabo ejercicios de estimulación de los sentidos, como por ejemplo trasvasar objetos de un recipiente a otro - y así trabajar la psicomotricidad fina, la coordinación y la pinza-, o repasar con el dedo letras de lija mientras pronunciamos el sonido, lo que ayudará al niño a interiorizar la direccionalidad de las letras y su trazo.

4) Escribir en arena

Una vez que el niño ya tenga dominadas este tipo de actividades sensoriales, procederemos a enseñarle cómo reproducir las letras en un recipiente con arena (también podemos utilizar otros ingredientes como harina, sal o azúcar). Al realizar las letras de forma sensorial, el niño irá interiorizando el movimiento de sus dedos e introduciéndose en la grafomotricidad.

5) Alfabeto móvil

Después pasaremos a utilizar el alfabeto móvil, en el que las consonantes están pintadas de color rojo y las vocales en azul. Este alfabeto permitirá al niño seguir conociendo los símbolos de las letras (algo que ya habremos comenzado a trabajar con las letras de lija) y entender que al juntar unas con otras se pueden formar las palabras.

6) Escritura en pizarra y por ultimo, en papel

El penúltimo paso antes de iniciar la escritura en los cuadernos con pauta Montessori, sería dominar la escritura en pizarra, tal y como hemos comentado en el primer punto del artículo. Esta escritura debe llevarse a cabo utilizando tizas, pues el tacto de la misma, el olor y polvo que desprende o la huella que deja en los dedos también son excelentes formas de estimular los sentidos del niño.

El respeto a los ritmos del niño es fundamental

Siempre recalcamos esta premisa a la hora de enseñar a un niño, pues sabemos que cada peque evoluciona a un ritmo diferente, y el respeto a ese ritmo y sus necesidades es fundamental para que el aprendizaje sea fructífero y positivo.

"La escritura en papel con pauta Montessori requiere de una preparación y aprendizaje previos, pues de lo contrario el niño podría frustrarse y dejar de interesarse por la escritura"

Si previamente hemos hecho un buen trabajo, es probable que a los seis años el niño tenga un mayor desarrollo en las habilidades de lectoescritura que otros niños de su edad, ya que el aprendizaje se ha llevado a cabo sin presión, con respeto y con motivación.

Si quieres saber más sobre cómo enseñar a leer y escribir utilizando el método Montessori, te recomendamos escuchar este genial podcast de Almudena Palacios. En su web encontrarás otros muchos más recursos relacionados con este y otros temas de educación y crianza positiva.

Fotos | iStock

Agradecimientos | Almudena Palacios (puedes seguirla en su web, Facebook, Twitter o canal de Youtube)

En Bebés y Más | ¿Quieres iniciarte en el método Montessori? Ève Herrmann, referente en pedagogía Montessori, nos aconseja qué debemos tener en cuenta, Seis razones por las que seguir escribiendo a mano, 17 juguetes para regalar a los niños recomendados por edad, según Montessori, 21 juegos de mesa educativos para que los niños aprendan a leer y escribir mientras se divierten

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios