Compartir
Publicidad

Oxitocina y autismo

Oxitocina y autismo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos hablado, cuando entrevistamos al doctor Emilio Santos, de la posible relación entre el uso de oxitocina sintética en los partos y las altas cifras de autismo , llegando a esta conclusión,basándose, entre otros trabajos, en un estudio publicado en el 2008 por un equipo de investigadores suecos.

Hoy os presento un trabajo recientemente publicado en la Revista de Psiquiatría y Salud Mental realizado por los doctores Ibone Olza (psiquiatra) , Miguel Ángel Marín (neonatólogo) , Francisco López (obstetra) y Ana María Malalana (neonatóloga) , del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, que refuerza la idea de que puede existir una relación entre autismo y la alteración de la producción endógena de oxitocina natural.

La oxitocina tiene un papel decisivo en las contacciones uterina que desembocan en el nacimiento y también en la eyección de la leche. Hoy sabemos que, además, se relaciona con conductas sociales como son el apego a la madre, la sexualidad y la comunicación.

En los mamíferos se ha constatado que interferir en el periodo sensitivo de la cría afecta a la conducta y hasta a los mecanismos neuronales.

En el ser humano, la producción de oxitocina endógena se incrementa en el período inmediatamente posterior al parto y en el inicio de la lactancia, teniendo picos en cada amamantamiento, favoreciendo la sensación de unión amorosa hacia el recién nacido y disminuyendo el umbral del dolor. Sin embargo, la producción de oxitocina natural se trastorna si se usa oxitocina sintética o se producen situaciones de estres, aumentándose la producción de cortisol.

El parto programado, el uso de antagonistas de la oxitocina en el parto, la cesarea, el descarte de lactancia materna y la separación del bebé alteran la producción de oxitocina materna y esto, además de en la conducta de la madre parece que puede tener un reflejo en la actividad del bebé, tanto por causas biológicas como por reflejo hacia la conducta materna.

Esto es especialmente significativo en lo que se refiere al inicio temprano de la lactancia, para la que el bebé humano está programado por la oxitocina y el olfato. Ese momento crucial en la vida del recién nacido es su primer e importantísimo contacto con su madre a través de la mirada y la comunicación sensorial.

El autismo, como trastorno del desarrollo, implica alteraciones en la capacidad de comunicación, la capacidad de interacción social y la aparición de conductas repetitivas.

Se está profundizando en el estudio de la relación posible entre la alteración de la oxitocina natural y el autismo, teniendo en cuenta que hay factores epigenéticos importantes que determinarían la presentación del trastorno en los individuos propensos, siendo, significativamente, como en otros mamíferos, superior el impacto en los varones, igual que es mayor el número de varones humanos con autismo.

Dada la evidencia del papel de la oxitocina en la conducta social, comunicativa y emocional del ser humano sigue siendo necesario seguir investigando, en opinión de los autores, en la relación del autismo con la alteración de la oxitocina natural en el nacimiento y el periodo sensitivo.

Más información | Autismodiario En Bebés y más | Uno de cada 150 niños es autista, Signos de posible autismo en niños preescolares, "La epidemia de oxitocina podría estar relacionada con la epidemia de autismo". Entrevista al doctor Emilio Santos (I), Mutaciones genéticas, posible causa del autismo, Se estudia si el autismo puede ser reversible

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos