Compartir
Publicidad

¿Cómo prevenir las lesiones de tráfico en los niños?

¿Cómo prevenir las lesiones de tráfico en los niños?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según datos de UNICEF, unos 20.000 niños fallecen cada año en los países del llamado "primer mundo" víctimas de accidentes de tráfico, muertes por ahogamiento, caídas, incendios, intoxicaciones y malos tratos. Los accidentes de tráfico suponen un alto porcentaje de esas muertes y además hay otros riesgos que afectan a la salud en los accidentes graves sin muerte.

En España, la accidentalidad infantil representa alrededor del 5% de los accidentes de tráfico que se producen cada año. Esto supone que, a pesar de la tendencia descendente de los últimos años, unos 50 niños fallecen cada año por término medio, y más de 5.000 resultan heridos (un 15% con lesiones graves). ¿Qué podemos hacer los padres para prevenir las lesiones de tráfico en los niños?

Podemos actuar desde distintos frentes, ya que nuestros hijos, como nosotros, "intercalamos" de distintas formas con la carretera, con las calles de las ciudades... Como peatones, como pasajeros o en bicicleta, veamos los distintos consejos.

El niño como peatón

Es importante que los más pequeños aprendan a respetar las señales de tráfico, a cruzar por los lugares señalizados, seguros y con visibilidad. Evidentemente, cuanto más pequeños sean menos capacidad tendrán de aprender el significado de las señales más frecuentes, pero la educación vial, desde casa y desde la escuela, es importante. Hay que enseñarles a caminar correctamente por la acera. Los niños pequeños, hasta los seis o siete años, deben ir, siempre, cogidos de la mano y caminar por el lado interior de la acera.

El niño como ciclista

Si somos una familia activa, seguramente la bicicleta formará parte de vuestro tiempo de ocio, primero como pasajero, después como conductor. Como pasajeros, además de usar un casco debidamente ajustado los niños deben viajar en un asiento adicional homologado. Según el Reglamento General de Circulación, el conductor de la bicicleta debe ser mayor de edad y el pasajero no tener menos de un año (no poseen la suficiente fuerza muscular para controlar la movilidad de la cabeza) ni más de siete.

Para los pequeños ciclistas, escoge una bicicleta adecuada al tamaño y la altura del niño: el niño deberá poder sentarse en el sillín, con las manos en el manillar y colocar las puntas de los pies en el suelo. El sillín ha de estar a la misma altura que el manillar, a una distancia que permita que la pierna que esté estirada sobre el pedal tenga ligeramente doblada la rodilla. Para sus primeras prácticas puedes elegir una bicicleta con ruedines desmontables.

Es obligatorio que los menores de 16 años lleven caso. Hay que elegir un casco homologado, adecuado para su edad y enseñarle a ponérselo correctamente. También hay que enseñar a los pequeños a circular por los lugares adecuados, a conocer las señales básicas y a llevar elementos reflectantes.

Seguridad de los niños en la carretera

El niño pasajero: cómo llevar a un menor en coche.

De forma general, en el coche, los niños deben ir siempre en los asientos traseros. No lleves nunca al niño en brazos, ni suelto, siempre utiliza un Sistema de retención infantil adecuado. Un adulto no debe compartir el cinturón con el menor porque este podría ser aplastado. Es sumamente importante utilizar correctamente los cinturones y los sistemas de retención infantil, Los arneses o el cinturón no deberán ir retorcidos, ni holgados ni doblados. Los sistemas de retención infantil son obligatorios, deben ir perfectamente instalados, no deben moverse y la mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix, del que ya disponen muchos vehículos.

Los sistemas de retención infantil se dividen en grupos, y deberemos ajustarlos al peso y edad del menor según vaya creciendo:

  • Grupo 0: hasta 10kg (recién nacidos hasta 1 año).
  • Grupo 0+: hasta 13 kg (recién nacidos hasta 18 meses).

Para estos dos grupos la DGT recomienda llevar los sistemas siempre en sentido contrario a la marcha, ya que ofrece una mayor protección de cabeza, cuello y columna.

  • Grupo 1: de 9 a 18 kg (aprox. De 1 año a 4 años).
  • Grupo 2: de 15 a 25 kg (aprox. De 3 a 6 años).
  • Grupo 3: de 22 a 36kg (aprox. De 5 a 12 años).

Los grupos 2 y 3 corresponden a asientos y cojines elevadores. La DGT recomienda utilizar el elevador con respaldo, ya que ofrece mayor seguridad.

Los menores de 12 años que tengan una estatura igual o superior a 135 centímetros, pueden utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo, aunque es aconsejable que los menores, hasta los 150 centímetros, sigan utilizando los sistemas de retención infantil homologados a su talla y peso.

Además, debemos reforzar conductas y comportamientos adecuados en el interior del vehículo: enseñarles a no distraer al conductor o no arrojar nada por las ventanillas, explicarles que deben subir y bajar del vehículo por el lado próximo a la acera...

Por supuesto, somos su ejemplo y debemos respetar las normas de circulación y al resto de conductores. De este modo no sólo prevenimos lesiones por accidentes de tráfico ahora, también en el futuro ellos entenderán la importancia de ser buenos conductores.

Fotos | iStock
Vía | Estilos de vida saludable
En Bebés y más | ¿Tienen más accidentes de tráfico las mujeres embarazadas?, Diez datos sobre la seguridad vial en el mundo, ¿Hacemos todo lo posible por salvarlos? Declaración de los niños para la seguridad vial

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos