Cómo enseñar a los niños a sonarse la nariz

Cómo enseñar a los niños a sonarse la nariz
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aunque para los adultos se trate de un gesto sencillo y mecánico, sonarse la nariz es realmente complicado para un niño pequeño, pues requiere de coordinación y ciertas destrezas que se adquieren con el tiempo.

Pero es importante que los padres les enseñemos este hábito con paciencia y desde el juego, ya que despejar la nariz de mocos les ayudará a respirar mejor cuando estén congestionados o en caso de rinitis alérgica, así como a expulsar de manera eficaz pequeños microorganismos, partículas o polvo.

Te damos algunos consejos prácticos para enseñar a tu peque a sonarse la nariz.

Explícale por qué es importante sonarse la nariz

Para empezar, y tal y como recomendamos siempre, es importantes explicar al niño los motivos por los que sonarse la nariz es un hábito necesario que debe aprender. Debemos adecuar nuestro mensaje a la edad y entendimiento del niño, haciéndole ver que este proceso será mucho más rápido, cómodo y sencillo si contamos con su colaboración.

También es recomendable ayudarnos de vídeos, canciones, muñecos o ilustraciones para ejemplificar el proceso de una forma más atractiva y divertida para él.

Enseñar a utilizar el pañuelo de papel

Podemos enseñar a los niños a sonarse la nariz a partir de los dos años, pero al principio sujetaremos nosotros el pañuelo.

A medida que vaya creciendo le mostremos cómo debe usarlo, pues por sencillo que pueda parecernos, abrir un pañuelo, sujetarlo, manipularlo, doblarlo, girarlo... requiere destreza en los dedos, coordinación y saber hacer la pinza, habilidades que los más pequeños todavía no tienen desarrolladas.

Juegos para controlar el soplo

soplar
Foto de Eren Li (Pexels)

Sonarse la nariz es como soplar a través de los orificios nasales, pero antes de aprender a hacerlo es necesario aprender primeramente a soplar por la boca. Cuando el niño ya sepa controlar el soplo, será más fácil enseñarle a cerrar la boca y expulsar el aire por la nariz.

Estos son algunos de los ejercicios o juegos que podemos practicar con los niños para entrenar el soplo:

  • Hacer pompas de jabón.
  • Llenar un vaso de agua y soplar a través de una pajita para hacer burbujas.
  • Mover a través del soplo una pequeña pelota de papel .
  • Soplar una vela con algo de distancia para trabajar la potencia de soplido.
  • Juegos para entrenar la intensidad, direccionalidad y potencia del soplido.
NRRN Juguetes flotantes de bolas de tubo de soplado,Juegos de soplado de balanceo de bolas,Tubo de soplado silbatos bolas juguetes para niños

NRRN Juguetes flotantes de bolas de tubo de soplado,Juegos de soplado de balanceo de bolas,Tubo de soplado silbatos bolas juguetes para niños

Sonarse la nariz alternando los orificios nasales

sonarse la nariz

Cuando el niño ya controle perfectamente el soplo a través de la boca, debemos enseñarle a soplar por la nariz. Para ello tendremos que taparle un orificio y pedirle que expulse el aire por el orificio contrario, y viceversa.

Los expertos recomiendan que la nariz se suene suavemente y nunca con los dos orificios al mismo tiempo, pues la presión de soplar por ambas fosas nasales a la vez podría provocar dolor o taponamiento en los oídos, la cabeza, los ojos, o incluso ocasionar sangrado nasal.

Repasar con suavidad cada orificio

Tan importante es aprender a sonarse la nariz, como repasar después con ayuda del pañuelo que no hayan quedado restos de mocos en la entrada de los orificios nasales, la boca o la cara.

Desechar el pañuelo y lavarse las manos

lavarse las manos

El proceso de sonarse la nariz debe terminar con otro importante aprendizaje: saber cómo y dónde desechar correctamente el pañuelo de papel utilizado, y lavarse las manos después.

Estas dos normas de higiene básicas ayudarán a evitar el contagio de enfermedades comunes.

Temas
Inicio