Cómo enseñar a los niños a organizar su armario para fomentar su autonomía en el vestir y el orden en casa

Cómo enseñar a los niños a organizar su armario para fomentar su autonomía en el vestir y el orden en casa
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Con la llegada de la temporada primavera-verano llega también el cambio de armario. Toca reorganizar la ropa, guardar las prendas de invierno para dejar paso a las camisetas, vestidos cortos y shorts, y buscar un hueco preferente para los complementos de temporada.

Si queremos fomentar la autonomía en los niños para que sean capaces de elegir su propia ropa y vestirse solitos, es importante inculcarles la importancia del orden, pues si tienen un armario correctamente ordenado y organizado podrán llevar a cabo sus tareas con más facilidad.

Te damos algunos trucos para enseñar a los niños a organizar su armario.

Todo a la vista y al alcance del niño

Para los niños, es fundamental abrir su armario y encontrar toda la ropa organizada a su vista y alcance. Por ello, lo primero que debemos hacer es plantearnos si el armario de nuestro hijo cumple estos requisitos.

Si se trata de un armario grande, con barras y cajones fuera de su alcance, podemos reestructurarlo siguiendo los siguientes consejos:

  • Coloca estantes o baldas en la parte inferior del armario.
  • Cambia las cajoneras altas por cajoneras más pequeñas y bajas, y a ser posible opta por cajoneras de rejilla o fabricadas en PVC transparente para ver en un primer golpe de vista la ropa que hay en el interior.
  • En caso de optar por cajoneras de madera u opacas, puedes colocar en el frontal pegatinas con el tipo de ropa que hay dentro.
  • Coloca una barra en la mitad inferior del armario para que el niño pueda alcanzar las perchas con facilidad. Luego podrás eliminarla cuando crezca.

Aprender a doblar y colgar la ropa

armario
Foto de Anastasia Shuraeva (Pexels)

Lo primero que debemos enseñar a los niños es a doblar y colgar correctamente su ropa, pues de nada servirán los consejos que os daremos a lo largo del artículo si no dominan esta técnica.

Para los más pequeños no es un ejercicio sencillo, pues doblar una prenda de ropa o colocarla correctamente en una percha requiere de destreza manual, coordinación y motricidad fina. Sin embargo, poco a poco, a base de práctica y paciencia irán aprendiendo a hacerlo cada día mejor.

A la hora de enseñar a los niños a doblar la ropa podemos utilizar diversas técnicas, e incluso seguir el método Marie Kondo que propone doblar las prendas de manera vertical para ganar espacio a la hora de guardarlas y ser más fácil localizarlas.

Aquí os dejamos un vídeo con trucos para que doblar la ropa sea una tarea sencilla:

Ropa clasificada por categorías

Debemos enseñar al niño a clasificar su ropa por categorías. De este modo le resultará más fácil y rápido buscar en el lugar exacto la prenda que desea ponerse. Por ejemplo, destinaremos un cajón o balda a las camisetas, otro a la ropa interior y calcetines, otro a los pantalones, otro a los jerséis

Es fundamental inculcarle la importancia de no mezclar categorías y aprender a guardar su ropa siempre en el espacio que le corresponde.

Esta forma de organizar los objetos facilita mucho el orden en casa, pues para los niños resulta especialmente sencillo, lógico y visual clasificar las cosas por categorías.

Ordena la ropa siguiendo el esquema corporal

armario
Foto de Ketut Subiyanto (Pexels)

A la hora de vestirse solos, es más fácil para los niños empezar poniéndose la ropa interior, después las prendas inferiores y las superiores, y por último el calzado y los complementos. Por eso, cuando se trata de enseñarles a organizar su armario, un buen truco es guardar la ropa siguiendo el mismo esquema que utilizan para vestirse.

Así, por ejemplo, guardaremos la ropa interior en los cajones más bajos del armario, las prendas inferiores en baldas, perchas o cajones medios, y las prendas superiores en baldas más altas, pero siempre al alcance de los niños.

En cuanto al calzado podemos guardarlo en cajas o cestas aparte, bien dentro del propio armario del niño o bien en otro espacio destinado exclusivamente para ello (por ejemplo, muebles zapatero).

La importancia de organizar los complementos

A la hora de vestir, hay ciertos complementos que los niños no pueden olvidar ponerse, tanto si estamos en invierno (bufandas, gorros, guantes...) como en verano (gorras, sombreros, gafas de sol...).

Puesto que estos complementos se ponen en el momento de salir de casa y nos los quitamos en cuanto entramos a ella, un consejo para fomentar la autonomía del niño al tiempo que mantenemos el orden en casa es guardarlos en cestas o cajas estratégicamente colocadas en el recibidor.

También en el hall podemos colocar un perchero a la altura del niño que le permita colgar con facilidad las prendas de abrigo cuando llega a casa, y evitar así dejarlas tiradas en cualquier parte.

Tiempo, paciencia y ejemplo

armario

A la hora de enseñar a los niños a colaborar en las tareas de casa, debemos confiar en ellos, rebajar las expectativas y ser conscientes de que muchas de las cosas que a veces les exigimos ni siquiera nosotros las cumplimos (¡cuántas veces habremos dejado nuestra ropa tirada de cualquier manera!)

Por ello, el ejemplo de los padres es fundamental, así como la constancia (ordenar debe ser un hábito que pongamos en práctica a diario) y la paciencia a la hora de enseñarles.

Evidentemente no lo harán perfecto a la primera (ni siquiera si hablamos de niños mayores), e incluso puede que haya días en los que el caos reine en su armario, pero poco a poco, a base de repetirles y recordarles cómo hacerlo, y sobre todo fomentando su autonomía y responsabilidad, irán interiorizando estas pautas básicas que os hemos compartido.


Temas
Inicio