Compartir
Publicidad
Publicidad

Los niños que comen más pan tienen menos sobrepeso

Los niños que comen más pan tienen menos sobrepeso
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede sonar extraño, ya que durante muchos años el pan ha sido uno de los alimentos señalados cuando aparecían las palabras sobrepeso u obesidad, pero la conclusión a la que se llega tras un estudio a 504 escolares es que los niños que comen más pan presentan menos problemas de sobrepeso.

Para hacer el estudio se dividieron los niños en dos grupos según su consumo diario de pan (los que tomaban más de 80 gramos al día y los que tomaron menos). Recogieron datos en ese momento y, para comparar, les dieron a todos dos raciones más de pan diarias.

Los niños que de inicio comían más pan tenían menos exceso de peso (un 15,8% padecía sobrepeso y un 13,9% obesidad) que los que consumían menos pan (el 16,6% tenía sobrepeso y un 20,5% obesidad).

Asimismo, los que comían más pan tenían una dieta más adecuada observando el porcentaje de calorías que provenían de hidratos de carbono, proteínas o grasas y mejores parámetros sanguíneos relacionados con el riesgo cardiovascular (colesterol, triglicéridos, HDL-colesterol, LDL-colesterol).

También se observó que los que comían más pan acababan tomando más fibra (18,6 g/día) que los que no comían tanto (16,2 g/día). Las cifras también eran mejores en otros nutrientes como la Vitamina B3, magnesio, Vitamina A,...

Una vez vista la situación en el momento concreto del estudio se añadieron dos raciones de pan blanco al día para ver qué cambios se producían.

Se observó una mejora en el perfil calórico de las dietas, ya que se aumentó la energía procedente de los hidratos de carbono (llegando a un 47% en vez del 44% previo) y descendió la procedente de los lípidos (del 40% al 37%).

Aumentó la cantidad de vitamina B1, de ácido fólico, de zinc y de yodo aumentando el porcentaje de niños que hacen dietas saludables a lo largo del día.

La conclusión que se extrae finalmente del estudio es bastante lógica (al menos es la que yo extraigo). Los niños que comen más pan, comen menos “porquerías”. El consumo de pan en nuestro país ha descendido muchísimo en las últimas décadas. Cuando éramos pequeños tanto el desayuno como la merienda estaban compuestos por bocadillos (y no pequeños precisamente). Ahora el bocadillo ha desaparecido para dar paso a zumos, yogures bebibles, galletas con chocolate, etc. Normal que los que comen menos pan engorden más, si lo sustituyen por este tipo de alimentos.

Vía | 20 minutos
Foto | Flickr – renfield
En Bebés y más | El pan, muy aconsejable en la dieta de los niños, Pan de pueblo con aceite para el desayuno de los niños, Tres enemigos de la obesidad infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos