Compartir
Publicidad

Consejos para reducir el contenido en nitratos de las verduras

Consejos para reducir el contenido en nitratos de las verduras
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En nuestro Especial dedicado a la Alimentación infantil vimos que había ciertas verduras no recomendadas para los bebés antes de los 12 meses, y la razón principal era la presencia de altas cantidades de nitratos, que podían ser perjudiciales para el organismo de los pequeños.

Nos detenemos a continuación en unos consejos para reducir o mitigar el contenido en nitratos de los vegetales, algo que hará que el menú familiar sea más sano.

  • Si escogemos verduras de hoja verde (espinaca, acelga, lechuga, col) podemos quitar las hojas más externas y verdes de estos vegetales ricos en nitratos, ya que son las hojas más verdes las que concentran una mayor cantidad de nitratos (aunque también de vitaminas).

  • Hay que lavar cuidadosamente, y mejor una a una, las hojas de la verdura que se vaya a consumir cruda. Así se eliminan partes de nitratos y nitritos, compuestos muy solubles en agua.

  • Si conocemos el origen, es preferible optar por hortalizas cultivadas al aire libre frente a las de invernadero, debido a que éstas se cultivan en un ambiente de menor cantidad de luz y mayor temperatura que hace que las verduras acumulen mayores cantidades de nitratos.

  • Hay que lavar las verduras y las frutas, frotándolas luego ligeramente con un paño.

  • Para las papillas del bebé se han de escoger verduras que acumulen menos nitratos al principio, como el puerro, la calabaza y calabacín, guisantes, judías verdes, patata, batata...

  • En invierno deben preferirse las hortalizas de la estación. Se consumirán entonces los diferentes tipos de coles, escarolas y nabos... siempre que sea posible cultivados al aire libre.

  • Uno de los medios más seguros de paliar la ingestión de verduras contaminadas por nitratos en todas las estaciones es consumir productos procedentes de la agricultura ecológica, que no debe usar abonos químicos ni abonos orgánicos solubles como los purines de cerdo, que surten el mismo efecto. En invierno la concentración de nitratos en los cultivos ecológicos es mucho menor que en los convencionales.

  • No se ha de recalentar verduras ya cocidas con anterioridad, pues con ello aumenta la proporción de nitritos.

  • Con objeto de neutralizar en gran parte la ingestión de nitratos en las verduras y hortalizas de invierno, es eficaz seguir una dieta rica en vitamina C, que se obtiene consumiendo grandes cantidades de frutas, especialmente frutas ácidas. Se ha demostrado a través de numerosos estudios que la vitamina C rebaja notablemente la cantidad de nitritos en el organismo, y que reacciona más rápidamente con los nitritos que las aminas, con lo que la producción de nitrosaminas queda altamente frenada dentro del metabolismo humano.

  • Evitar las hortalizas envasadas en plásticos, ya que los nitritos se desarrollan mayormente durante el almacenamiento en lugares húmedos no aireados. A temperatura ambiente, las bacterias que transforman los nitratos en nitritos se multiplican rápidamente.

  • La cocción reduce la presencia de nitratos (aunque también de nutrientes favorables.)

  • Se recomienda no aprovechar el agua de cocción de aquellas verduras ricas en nitratos para la elaboración de sopas o purés.

  • Adquirir siempre hortalizas frescas y maduras, evitando los primeros productos que se hayan cultivado en invernaderos, así como las cosechadas fuera de su tiempo, ya que son los productos más tratados. No conservarlas mucho tiempo, consumirlas lo antes posible, ya sea crudas o cocidas.

Esperamos que todos estos consejos para reducir el contenido en nitratos de las verduras ayuden a hacer la dieta familiar un poco más sana. Y recordad que escogiendo bien las verduras, y sobre todo consumiéndolas de una manera extensa y variada, dando especial importancia a las verduras que menos nitratos acumulan, todo son beneficios para el organismo.

Vía | Consumer, OCU Foto | ifindkarma en Flickr En Bebés y más | Miel, espinaca y remolacha, prohibidas para menores de un año, Introducir nuevos alimentos antes de tiempo, Verduras y hortalizas en la alimentación infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos