Sigue a Bebesymas

leche

Se cree que alrededor de un 5% de los niños tiene o ha tenido una alergia producida por algún alimento.

Las alergias alimentarias tienen un gran componente hereditario, pero también se asocian a factores medioambientales y a la introducción precoz de alimentos.

Los alimentos que más frecuentemente causan alergia son los cacahuetes, los productos lácteos y el huevo. Es curioso saber que la mayoría de las alergias son provocadas únicamente por cinco alimentos: los cacahuetes, la matequilla de cacahuetes, el huevo, los productos de leche de vaca y derivados, y la soja y trigo. También puede provocarla, aunque menos frecuentemente, el chocolate, las fresas, el tomate o los mariscos.

Cuando el niño consume alguno de estos alimentos, si es alérgico a ellos, el organismo produce una respuesta inmunitaria manifestando algunos síntomas después de comerlo.

Veamos cuáles son los síntomas que nos permiten sospechar que el niño puede sufrir alergia a algún alimento.

Se producen tres tipos de manifestaciones que pueden aparecer de forma combinada.

Manifestaciones digestivas:

  • Hinchazón, especialmente cerca de la boca (labios, lengua, cara, a veces párpados)
  • Dificultad al tragar
  • Dolor abdominal, cólicos, diarrea, náuseas y vómitos

Manifestaciones cutáneas:

  • Picazón en la piel: aparición de urticaria local o generalizada
  • Eritema o habones en la piel

Manifestaciones respiratorias:

  • Rinitis (congestión nasal)
  • Crisis de broncoespasmo

Raramente puede haber anafilaxia inmediatamente después de ingerir el alimento. Se produce una caída de la tensión arterial, sensación de ahogo y pérdida de conciencia. Si sucediera, requiere atención médica inmediata.

Con respecto al tiempo en el que pueden aparecer los síntomas, se clasifican en tres:

  • Inmediatos: aparecen a los pocos minutos después de haber ingerido el alimento, por lo general dentro de los primeros 30 minutos. La relación efecto-causa es muy evidente y los síntomas más comunes son vómitos, urticaria, asma y anafilaxia.
  • Diferidos: son síntomas que aparecen después de dos horas de ingerido el alimento. Los más frecuentes son los síntomas digestivos como la diarrea vinculada con la enteropatía sensible a proteínas.
  • Tardíos: aparecen días después de ingerido el alimento, como por ejemplo la dermatitis atópica.

Es muy importante observar al niño después de darle alguno de los alimentos que más frecuentemente causan alergias, especialmente cuando sean consumidos por primera vez. Si detectas alguno de estos síntomas relacionados con algún alimento debes consultarlo con el pediatra quien realizará las pruebas necesarias para confirmar la alergia o no.

El tratamiento consiste en evitar el alimento al que es alérgico hasta que la reacción desaparezca, pero no se debe suprimir el alimento hasta no confirmar que se trata de una alergia pues hay veces en las que se atribuye alergias alimentarias cuando realmente no lo son.

Más información | Saludalia, Unidad de alergia infantil del hospital La Fe de Valencia
En Bebés y más | Las alergias más comunes en los niños , Uno de cada cuatro niños europeos es alérgico , Cada vez se dan más casos de alergias infantiles y encima duran más

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario