Sigue a Bebesymas

hernia_umbilical

El cordón umbilical, por donde pasaban las venas y arterias que alimentaban al bebé dentro del útero, es cortado en el momento del parto y ligado por medio de una pinza plástica hasta que cicatriza y se cae.

Si esa cicatriz no cierra bien puede producirse la salida de un pequeño tramo del intestino a través del anillo umbilical produciendo una hernia umbilical, una protuberancia blanda que se puede ver alrededor del ombligo del bebé.

Una de las creencias más comunes es que la hernia se produce porque el bebé llora mucho, pero esto no es así, sino que al llorar el bebé se produce mayor presión en su abdomen haciendo que la protuberancia se haga más visible.

Suele producirse con bastante frecuencia en los recién nacidos, especialmente en los bebés prematuros, pero no implica un riesgo para su salud ni que el bebé tenga alguna enfermedad, tampoco le duele.

Otro error es creer que porque es más grande es más grave, pero eso tampoco tiene fundamento.

Normalmente se retrae sola de forma espontánea durante el primer o segundo año de vida, pero de todas formas no recomiendan hacer nada hasta los tres años de edad o más cuando el médico evaluará si conviene esperar o realizar una cirugía en el caso de que pudiera traer mayores problemas. De todas formas, casi todas las hernias umbilicales se habrán cerrado sin cirugía antes de los 5 años de edad.

En estos casos, los remedios de las abuelas como colocar monedas con esparadrapos o fajar al bebé no dan resultado. No hacen más que molestar al bebé, ya que la hernia generalmente se corrige sola cuando se desarrolla la musculatura abdominal del niño.

Más información | Healthsystem
Más información | Paideianet
Más información | Medline
En Bebés y más | La hernia inguinal

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario