Sigue a Bebesymas

Puede que notes que tu bebé recién nacido desvía uno o ambos ojos durante los primeros días de vida.

Es completamente normal. Puede volver un ojo o los dos hacia los lados, hacia arriba o hacia abajo. O sea, que verás que sus dos ojos no están alineados y que se mueven de forma independiente.

Esta “bizquera” del recién nacido se debe a que el bebé está todavía ejercitando su visión.

Está recién aprendiendo a controlar y a fortalecer los músculos que rodean el ojo por lo que es normal que tenga dificultades para enfocar con ambos ojos y mantenerlos en una misma línea.

Por otra parte, puede que al tener los bebés pequeños el puente nasal aplanado y los pliegues interiores del ojo tan marcados, de la sensación de estrabismo cuando realmente no lo es.

Se considera que estas desviaciones de los ojos son normales hasta los primeros cuatro meses de vida.

Pasado ese tiempo es conveniente acudir a un especialista para que realice un examen completo de los ojos del bebé.

Si realmente es un estrabismo persistente hay que tratarlo cuanto antes para que sea más fácil de corregir y no derive en un problema mayor.

Más información | healthsystem | University of Illinois
En Bebés y más | Problemas de visión infantil

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario