Compartir
Publicidad

El Hospital de León solo permite visitar una hora al día a los niños ingresados en la UCI

El Hospital de León solo permite visitar una hora al día a los niños ingresados en la UCI
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace más de seis meses os comentamos en Bebés y más que por fin los padres iban a poder, en España, permanecer con los bebés y niños ingresados en las UCI pediátricas, pues se iba a aprobar dentro del Plan de Infancia y Adolescencia, en una medida que por supuesto llegó muchos años tarde, si tenemos en cuenta que poder estar con los niños es un derecho de los niños y que, dichos derechos, datan de 1986.

Pues bien, ya se sabe que las cosas de palacio van despacio, y para muestra un botón: el Hospital de León solo permite visitar una hora al día a los niños ingresados en la UCI. Pero ya no solo es este el problema, es que ni siquiera hay una sala donde los familiares puedan permanecer esperando a poder entrar, o simplemente estando ahí por si hay cualquier novedad. Vamos, que o estás dentro con tu hijo en la hora de visita, o te vas a tu casa.

Esto se ha conocido a través de una petición en Change, donde ya ni siquiera se pide que se amplíe el horario de visitas de los niños a un funcionamiento más abierto, sino que, por favor, habiliten una zona donde esperar. Una mísera sala de espera.

La petición se hace para ayudar a la madre de una niña que sufrió una parada cardiorrespiratoria de 20 minutos en diciembre, permaneciendo ingresada en la UCI pediátrica con muy pocas esperanzas de que pueda vivir. La madre lo explica claro y conciso:

Sólo pido una sala para estar mientras mi niña se debate entre la vida y la muerte.

Y es que, como decimos, no hay ningún espacio en que los padres puedan permanecer a la espera, fuera de la unidad, por si hubiera noticias acerca de la salud de los niños.

Al parecer, los padres han solicitado en reiteradas ocasiones la habilitación de un espacio para ellos. Sin embargo este espacio no existe todavía y desde la unidad lo que se hace es invitar a los padres a que se vayan a casa.

Pero cuando tienes a tu hija en esa situación lo último que quieres hacer es irte a casa. Quieres hacer todo lo posible por ella, y aunque estar ahí, en una sala, realmente no difiere demasiado en lo que al pronóstico se refiere, no es lo mismo recibir una buena o mala noticia a pocos metros de tu niña, que recibirla en casa.

Seguro que todos, como padres, entendéis estas palabras y entendéis a esta madre. Es lamentable que no te dejen entrar, pero si no te dejan, es lamentable que no tengas un lugar donde permanecer a la espera, ya que los padres están ahora en un lugar de paso, a la salida de un ascensor. En palabras de la mamá:

Yo lo único que pido es un espacio digno donde poder estar llorando sin que nadie me esté mirando a la salida del ascensor. Ya es bastante duro sufrir la muerte de un hijo como para, a mayores, dar pena por ello. Un pasillo. Estoy en un pasillo. Me parece algo inhumano.

Y tiene toda la razón, pero es que lo inhumano no es la diferencia entre estar en un pasillo o en una sala de espera, lo inhumano es tener a una hija que está más cerca de la muerte que de la vida y no poder estar sentados junto a ella, dándole la mano, las 24 horas del día. Eso es lo inhumano.

Vía | El Parto es Nuestro Foto | CMRF Crumlin en Flickr En Bebés y más | "Ningún niño debería llorar más que por su enfermedad". Entrevista a Esther Peinado, la madre que logró UCIs abiertas las 24 horas, ¿Deberían estar los padres presentes cuando hacen pruebas a sus hijos?‏, Mayor presencia de la familia en las UCIs pediátricas, El Síndic de Greuges de Catalunya confirma que los niños deberían poder ir acompañados a las pruebas médicas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos