Sigue a Bebesymas

Olor del bebe

No hay nada como el olor a nuestro bebé. Cuántas veces nos hemos deleitado aspirando el olor de los pequeños, sintiéndonos muy cerca de ellos y embelesados también por el olfato. Podríamos pensar que sólo nos sucede a los padres y que son fantasías de enamoramiento, pero hay una base fisiológica para explicar por qué los bebés huelen bien. O, para hablar con más exactitud, por qué no huelen mal.

La explicación está en que los bebés no poseen glándulas sudoríparas apocrinas activas y no presentan olores desagradables a transpiración. Además, a ello se suma que apenas sudan, pues los mecanismos que regulan la transpiración no están establecidos totalmente.

Las glándulas apocrinas producen sustancias muy olorosas que son las responsables del olor característico de zonas como las axilas y los órganos sexuales. Los bebés y los niños antes de la pubertad tienen un olor diferente a los adultos, ya que no producen sudor apocrino y su secrecion sebácea es menor.

Los aromas de cremas, geles, ropa o colonias infantiles, así como nuestros buenos ojos o, mejor dicho, nuestro buen olfato hacen el resto para que el “olor a bebé” nos resulte tan agradable. Eso sí, el contenido de los pañales es independiente de esta explicación.

En Bebés y más | El olfato del bebé y el olor de una madre

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios