Sigue a

Maddalena, viva gracias a unas tijeras

Son muchos los bebés prematuros que al nacer se debaten entre la vida y la muerte por lo pequeñitos que son y son muchos los que, por muy prematuros o por pesar demasiado poco, generan además debate entre el equipo médico que debe decidir si tiene sentido o no luchar por sus vidas.

Según los criterios que se siguen en Reino Unido para decidir seguir adelante con los cuidados a un bebé recién nacido, Maddalena no debería estar aquí. Sin embargo, unas tijeras que acompañaron a la niña cuando la pesaban hicieron que los médicos decidieran ayudarle en la lucha por la vida.

Maddalena nació con 23 semanas de gestación y los médicos no tenían claro si valía la pena tratar de salvarla, ante las pocas probabilidades de que sobreviviera. En Reino Unido se sugiere que no se lleven a cabo cuidados a aquellos bebés nacidos a las 22 semanas o antes, o que pesen menos de una libra (453 gramos).

Por edad no había problema, pues nació de una semana más. Sin embargo, el peso debía ser mínimo de una libra y, al parecer, fue eso lo que pesó… o mejor dicho, fue eso lo que decía la báscula que pesaba. Viendo que llegaba a la libra decidieron hacer lo posible y lo imposible por mantenerla con vida. Una vez conectada al respirador y estando ya estable se dieron cuenta de que en la báscula había unas tijeras. El peso real de Maddalena era de 382 gramos.

Ahora la niña tiene seis meses de edad y ya ha sido dada de alta del Hospital Royal Sussex para llevar una vida, se espera, igual que la de cualquier niña. Ojalá sea así y pueda explicar siempre que está viva porque, por la razón que sea, unas tijeras le acompañaron en sus primeros minutos de vida.

Vía y Foto | Informe21
En Bebés y más | El bebé más prematuro del mundo ha salido adelante, Parto prematuro: señales de alarma, Día internacional del niño prematuro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios