Sigue a

galletas de navidad con niños


Se acerca la Navidad, o eso nos hacen creer… Empezamos a pensar en qué vamos a regalar, en manualidades navideñas para hacer con niños, qué recetas de Navidad podemos preparar… y puesto que a los niños les encanta hacer galletas, he pensado en hacer una serie de tutoriales para que hagáis galletas de Navidad decoradas con vuestros hijos.

Ya que el proceso no es sencillo, escribiré una entrada dedicado a cada paso que debemos hacer, el primero será preparar la masa para las galletas, cortarlas y hornearlas. Puesto que para decorarlas debemos dejar que las galletas reposen al menos dos días, tenemos tiempo para plantearnos cómo queremos decorar nuestras galletas de Navidad. Hoy, vamos a por la receta de la masa de galletas para decorar:

Receta de galletas de Navidad para decorar (con niños, o sin ellos)

Cómo os he dicho antes, habrá varias formas para decorar nuestras galletas de Navidad que os iré enseñando a lo largo de este mes. Lo principal y más importante para tener unas galletas decoradas bonitas (y buenas), es la masa:

Ingredientes para hacer galletas decoradas (la masa)

  • 225 gr de mantequilla a temperatura ambiente (lo ideal es que pase la noche fuera de la nevera)
  • 150 gr de azúcar glas o icing sugar (lo más fino posible)
  • 1 huevo M (preferiblemente ecológico)
  • 1 y 1/2 cucharaditas (de las de café) de extracto de vainilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 410 gr de harina

Material necesario

  • Batidora de varillas / amasadora / thermomix o cualquier robot de cocina
  • Horno
  • Bandeja de horno
  • Papel de hornear (en el supermercado) o tapetes de silicona
  • Cortadores de galletas de navidad (éstos los compré en Decake)
  • Rodillo
  • Listones de madera para nivelar la masa (entre 5-6 mm)

Cómo hacer la masa de las galletas para decorar

cómo hacer la masa de las galletas para decorarSiguiendo las imágenes de la foto de arriba, en orden de izquierda a derecha y de arriba a abajo:

  1. Ponemos la mantequilla en nuestro robot de cocina y batimos durante unos segundos a velocidad media-baja hasta que se forme una pasta. Ojo, no debemos pasarnos pues sino la mantequilla se deshará, sólo para que se forme una pasta.

  2. Añadimos el azúcar glas y volvemos a batir, sólo para que se mezcle, unos segundos.

  3. Rompemos el huevo en un bol (no queremos restos de cáscara en nuestra masa) y lo añadimos a la mezcla de la mantequilla junto con el extracto de vainilla y la sal. Volvemos a batir a velocidad media baja unos segundos (parecerá que tengamos una especie de pasta cortada, no os preocupéis, es normal).

  4. Añadimos la mitad de la harina y volvemos a mezclar unos segundos.

  5. Añadimos el resto de la harina. Ya tenemos nuestra masa.

2

  • Espolvoreamos con harina nuestro tapete de silicona (si no tenemos utilizamos papel de hornear) y ponemos sobre él la masa (veréis que son unos pegotes).

  • La amasáis con cuidado, si veis que se os queda pegada al tapete o a las manos, podéis meter la masa en la nevera durante media hora pero intentad amasarla con las manos lo máximo posible. Este proceso es el que más les gusta a los niños, amasar amasar y amasar, dejad que se pringuen y se diviertan con la masa. Ella, la masa, lo agradecerá, creedme, le gusta sentirse querida.

3


  • Seguimos amasando y acabamos formando una bola con nuestra masa.

4


  • Estiramos la bola con nuestras manos para que quede un poco plana.

5


  • Colocamos nuestros listones de madera (o cualquier tope que tenga 5 ó 6 mm) al lado de la masa y empezamos a estirar con un rodillo. No olvidéis de espolvorear con un poco de harina para que no se os pegue el rodillo.

  • Si veis que se os empieza a pegar el rodillo a la masa, podéis poner un papel de horno sobre ella y estirar de nuevo, os quedará perfectamente lisa.

  • Ponéis el tapete o papel de horno con la masa estirada sobre una bandeja que quepa en la nevera y la metéis en la nevera durante 2 horas mínimo.

6


  • Precalentamos el horno a 180ºC una vez haya la masa estirada se ha enfriado (es muy importante que esté muy fría), podemos empezar a cortar con nuestros cortadores de Navidad. Al estar muy fría la masa, saldrá fácilmente de los cortadores, a medida que vaya pasando el tiempo y se vaya calentando, es posible que vuestras figuras empiecen a deformarse un poquito. No os preocupéis, estamos haciendo galletas con niños y para ellos serán preciosas y perfectas.

  • Las ponemos en la bandeja de hornear y las metemos en la parte superior del horno durante unos 8 minutos o hasta que los bordes empiecen a tomar color (no deben tostarse), esta receta es para tener galletas blanquitas, si os gustan más crujientes, podéis dejarlas un minuto más. Tened en cuenta que el tiempo de cocción varía también según el tamaño de la galleta, las más pequeñitas puede que necesiten 7 minutos y las más grandes puede que 10, id echando un ojo al horno para que no se os pasen.

Una vez estén listas, las sacamos del horno y dejamos enfriar 3 minutos sobre la bandeja y las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse.

¡Ya tenemos nuestras galletas listas para ser decoradas! Estad atentos, pronto pondré más tutoriales para decorar las galletas de Navidad con fondant, con glasa real, pintadas con rotuladores comestibles… De momento, dejad que las galletas reposen durante un par de días antes de decorarlas.

Receta de | Mensaje en una Galleta
En Bebés y Más | Receta de galletas de jengibre, Cómo hacer galletas de Pascua
En Directo al Paladar | Galletas “estrellas de Navidad” para regalar, Galletas de adviento

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios