Síguenos

Bebe ciguena

Los loquios son secreciones vaginales que duran entre 6 y 8 semanas tras haber dado a luz, durante el puerperio. Los loquios están formados un flujo que contiene sangre, moco cervical y tejido placentario.

Cuando los loquios son intensos, se utilizan paños o compresas especiales, y con el paso del tiempo, cuando la cantidad de loquios disminuye, se pueden emplear compresas normales. Se ha de cambiar la compresa con frecuencia, y se desaconseja el uso de tampones en estos casos por la posibilidad de infecciones.

Aunque antiguamente se consideraba que los loquios eran algo impuro, se trata de un proceso fisiológico normal, y la madre puede ducharse tranquilamente durante este periodo para su higiene. Para los baños es preferible esperar un tiempo, para prevenir posibles infecciones.

El olor de esta secreción es similar al del flujo menstrual. Si detectamos un fétido en los loquios debemos acudir al especialista, pues podría indicar una posible infección.

Podemos distinguir tres etapas en la secreción de loquios, tres tipos de loquios:

  • “Lochia rubra”: es el primer flujo después del parto, de color rojizo por la presencia abundante de sangre y, por lo general, no dura más de 3 a 5 días después del alumbramiento. Puede fluir contínuamente o por intérvalos y puede que contenga coágulos, en especial si la nueva madre ha estado acostada por un tiempo.
  • “Lochia serosa”: es menos espesa y cambia a un color pardo, marrón claro o rosado. Contiene un exudado seroso de eritrocitos, leucocitos y moco cervical. Esta etapa continúa aproximadamente hasta el décimo día después del parto.
  • “Lochia alba”: es la última etapa, que comienza cuando el flujo se vuelve blanquecino o amarillento claro. Puede durar hasta la tercera o sexta semana después del parto. Contiene menos glóbulos rojos y está compuesto casi totalmente de glóbulos blancos, células epiteliales, colesterol, grasas y moco.

En definitiva, los loquios en el postparto son un proceso fisiológico natural necesario para eliminar los restos del revestimiento del útero que se han formado durante el embarazo, así como las secreciones que se producen al cicatrizar la herida que deja la placenta tras su expulsión.

Más información | Babycenter, Wikipedia
En Bebés y más | Las revisiones del postparto, Después del parto, Las complicaciones del puerperio

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario