Compartir
Publicidad

Comparte orgullosa la cicatriz vertical de su cesárea que permitió que naciera su bebé

Comparte orgullosa la cicatriz vertical de su cesárea que permitió que naciera su bebé
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cicatriz de una cesárea no es una simple señal en la piel, significa mucho más que eso. Es la marca que ha dejado el nacimiento de un hijo y que en ocasiones genera sentimientos muy profundos en las mujeres que han dado a luz de esa forma.

Lo más habitual es ver una cicatriz horizontal, una línea fina casi imperceptible a la altura del pubis, pero una madre ha querido compartir una foto de la cicatriz vertical que ha dejado la cesárea que permitió que naciera su bebé. Y hace saber que se siente orgullosa de ella.

Leer antes de opinar

<7p>

A veces los planes de parto no salen según lo esperado. Y la historia de Jodie Shaw es una muestra de ello. Ella imaginaba un parto normal, pero el destino tenía otros planes para ella y su bebé.

Su primer hijo nació por cesárea y le quedó una cicatriz casi imperceptible, pero al tiempo volvió a quedar embarazada.

En la exploración de las 12 semanas de su segundo bebé se le detectó un fibroma en el cuello del útero que se fue haciendo más y más grande con el transcurso del embarazo hasta alcanzar el tamaño de un melón al final de la gestación. Los fibromas están formados por células musculares y otros tejidos que crecen dentro de la pared del útero. Además tenía placenta previa, por lo que sería imposible llegar al bebé por una mínima incisión en el útero. Debieron realizarle un corte que atraviesa prácticamente todo el abdomen para extirparle el fibroma y poder hacer nacer a su bebé.

Debido a lo impactante que resulta la foto de la cicatriz, cuando Jodie la compartió en el perfil de Facebook "Birth Without Fear", su mensaje empieza con la frase "Por favor leer antes de comentar". Y continúa diciendo que si crees que este es otro post de alguien insinuando que el parto por cesárea significa que no has dado a luz, por favor te detengas y leas su historia.

"Obviamente yo no puedo cambiar las opiniones de los demás, pero he decidido publicar esta foto para ver si con ella la gente puede entender que, a pesar de que planeas tu parto de determinada manera, a veces no tienes otra opción. Yo no tuve otra opción.

"Yo tenía un fibroma del tamaño de un melón en el cuello del útero y placenta previa, por lo que debieron realizarme esta cicatriz de cesárea poco habitual. Pero lo creáis o no, yo dí a luz a mi bebé.

"Así que la próxima vez, antes de juzgar a alguien por considerar que no ha dado a luz, por favor tómese un minuto para pensar por qué puede que haya tenido que dar a luz de esa manera. Pensar en el hecho de que probablemente no se haya elegido, pero no había otra opción. ¿Por qué elegirías una gran operación y seis semanas de recuperación?

Esta cicatriz me salvó de perder la vida por el riesgo a sufrir una hemorragia y trajo al mundo a mi bebé sano y salvo."

Cicatrices de la cesárea

El corte que se realiza en la cesárea se realiza en el segmento inferior del útero, donde se dañan menos fibras musculares y la cicatrización es más rápida.

La mayoría de las veces se realiza de un corte transversal u horizontal por ser la cicatriz más resistente y la que menos fibras daña. Por razones estéticas, en las cesáreas modernas el corte se sitúa por debajo de la línea del bikini.

El corte vertical está desaconsejado porque secciona más fibras, pero en ocasiones debe practicarse de esta forma, por ejemplo cuando hay placenta previa o cuando es necesario extraer al bebé lo más rápido posible.

Vía | Birth Without Fear
En Bebés y más | La bonita foto de un bebé y la cicatriz de una cesárea que ha revolucionado las redes, La sincera y cruda respuesta de una mujer a la que dijeron que su cesárea fue "el camino fácil"

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos