Sigue a Bebesymas

Colores


A la hora de pintar la habitación de los niños, podemos guiarnos por motivos prácticos, por nuestros propios gustos, por el tradicional rosa o azul según sea niño o niña, por el feng shui o sencillamente dejar que ellos mismos las decoren.

Pero también podemos tener en cuenta las sensaciones que producen los colores, para evitar por ejemplo que un rojo chillón altere a los peques más de la cuenta. Porque generalmente a los colores se les asocia un estado de ánimo: todos hemos oído hablar de colores alegres o colores apagados. Los colores pueden transmitir tranquilidad, energía, serenidad... ¿Pero cuáles son esas sensaciones asociadas a qué colores?

Los tonos neutros como el gris están considerados “colores tranquilos”, frente a los rojos o naranjas, que se describen como “colores alegres”. Los tonos cálidos son el amarillo, el naranja, el rojo o el marrón. Todos se relacionan con vitalidad, jovialidad y fuerza. Los dos primeros, además, pueden representar un ambiente más acogedor, frente al rojo que transmite mucha energía. Estos tonos cálidos tienden a dar sensación de amplitud.

Los colores fríos consiguen el efecto contrario, parece que reduzcan el espacio. Son el verde, el azul o el morado. Simbolizan calma, tranquilidad, serenidad o sosiego.

Si la habitación es fría, se debe pintar con tonos cálidos. Si por el contrario tiene tendencia a acumular calor, se debe pintar con tonos fríos. ¿Qué pasa con el blanco? Éste es la ausencia de color y es estupendo como aislante de calor y para ampliar visualmente una estancia, el mismo efecto que consiguen los tonos cálidos.

Otros trucos a tener en cuenta son los relacionados con la pintura del techo: cuando éste se pinta de un tono más claro que las paredes, se crea un efecto elevador, dando la sensación de una mayor altura. Por el contrario, si el techo se pinta más oscuro que las paredes se crea un efecto de acercamiento.

En cualquier caso, opino que lo mejor es dar nuestro toque personal y que la combinación de colores, así como la inclusión de figuras o dibujos variados estimula los sentidos y la imaginación de los niños. Y eso sí, recordemos que siempre que hay que tener en cuenta ciertos consejos y precauciones a la hora de pintar la habitación infanti.

Vía | Consumer
En Bebés y más | Cómo debe ser la habitación del bebé según el feng shui
En Bebés y más | Los bebés prefieren los colores brillantes
En Bebés y más | La actividad física es estimulada por colores

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario