Sigue a

Ve el video en el sitio original.

De entre todos los bebés que se calman mágicamente gracias a la música éste es probablemente el que más difícil lo tenía. Y es que el black-metal no es precisamente un ritmo tranquilo para calmar los ánimos de un bebé (bueno, ni de nadie, diría yo)...

El caso es que en el vídeo vemos a este bebé desconsolado que deja de llorar al son desenfrenado y rotundo de esta canción de black-metal, un género musical primo más o menos lejano del heavy, caracterizado por el sonido de las baterías desenfrenadas, guitarras rápidas y distorsionadas, voces guturales chillonas y letras anticristianas. Una joyita para relajarse, vamos…

Otra cosa es que el bebé esté acostumbrado a escuchar este tipo de música y en cualquier caso como está a volumen alto el “susto” ya sirve ara que detenga el llanto un momento. Sin embargo, sorprendentemente, el bebé sigue en calma, incluso parece que hace algún gesto divertido, y al final está a punto de dormirse.

Definitivamente, este padre ya había probado el truquillo antes: todo está preparado para que el bebé se calme con black-metal, la escena está dispuesta para ser inmortalizada, grabada en vídeo y pasando a la posteridad por lo insólito del caso. Esperemos que al bebé no le duela la cabeza después de esto.

En Bebés y más | El bebé que se calmó con Bob Marley, El efecto Mozart para bebés y niños

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios