Sigue a Bebesymas

fetus-in-fetu.jpg

Hay ocasiones en que la realidad supera a la ficción y llega una noticia que hace que aprendas algo nuevo e insólito. Este es el caso de la pequeña Kang Meru, de un año de edad, que tiene en su interior el feto de su hermana melliza.

Durante la gestación su hermana melliza no se llegó a desarrollar y pasó a formar parte del cuerpo de Kang. Su abdomen empezó a aumentar de tamaño durante el primer año de vida y sus padres acudieron al médico donde, tras una tomografía, se descubrió el feto de su hermana.

Esta extraña situación se denomina “fetus in fetu”, y se trata de un defecto genético por el cual un embrión absorbe a otro (al que se le llama gemelo parásito) haciéndole de huésped.

El riesgo de que esto suceda es bajo, ya que puede ocurrir en uno de de cada 500.000 nacimientos. La mayoría de los casos se diagnostican en la infancia, como ha pasado con esta niña, aunque se conocen casos de diagnostico en la edad adulta.

Los médicos están estudiando el caso para realizar una intervención quirúrgica y extraer el feto sin desarrollar.

Vía | Faro de Vigo
En Bebés y más | Una niña-diosa con 4 brazos y 4 piernas. Los casos de gemelos-siameses

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios