Sigue a

leche-materna

La vuelta al trabajo no tiene por qué implicar el fin de la lactancia materna. Prolongar la lactancia es posible gracias a la extracción y la conservación de la leche para que el bebé pueda beneficiarse de ella aunque la madre no esté con él. Para ello, es necesario saber cómo almacenar, refrigerar y descongelar la leche materna de forma correcta.

Tener alimento de reserva disponible para cualquier ocasión, ya sea por trabajo o por otra circunstancia en la que la madre se ausenta, puede solucionar muchos problemas.

A priori puede parecer algo tedioso, pero con la práctica podrás extraerte leche y alamacenarla con facilidad para que tu pequeño siga recibiendo el mejor alimento que puedes darle.

Extracción

Hace un tiempo publicamos un vídeo muy explicativo sobre cómo extraerse la leche de forma manual y cómo se debe conservar la leche extraída. Echadle un vistazo que os vendrá muy bien, sobretodo a quienes son reacias a los apartos extractores. Para muchas, extraerse la leche con las propias manos es más cómodo y además reduce el riesgo de bacterias.

Antes de comenzar la extracción es fundamental que la madre se lave muy bien las manos y los utensilios que vayan a usarse tanto para la extracción (sacaleches) como para el almacenaje de la leche. El proceso puede hacerse de forma manual o usando un sacaleches.

Almacenar la leche materna

Es necesario usar envases aptos para uso alimentario, de vidrio o plástico duro, siempre con tapa, o bolsas especiales para almacenar leche materna que pueden conseguirse en la farmacia o en tiendas de puericultura. Se recomienda guardar alrededor de 100 ml y colocar la fecha en cada envase.

leche-materna

Refrigerar la leche materna

El tiempo que puede conservarse la leche materna dependerá de la temperatura que alcance el refrigerador o congelador. La leche humana puede conservarse durante algunos días en la nevera y hasta varios meses en el congelador.

Puede permanecer a 15º, 24 horas, entre 19º-22º, 19 horas y a 25º de 4 a 8 horas. Refrigerada entre 0º y 4º, puede permanecer de 5 a 8 días.

Por su parte, en el congelador, si este está dentro de la nevera, 2 semanas, en uno separado (tipo combi) 3-4 meses, mientras que en un congelador separado, tipo comercial con temperatura constante de -19º, 6 meses o más.

Descongelar la leche materna

El mejor método para descongelarla es colocar el recipiente bajo el chorro de agua fría e ir dejando que el agua salga progresivamente mas caliente hasta lograr descongelar la leche y que ésta alcance la temperatura ambiente.

No se debe descongelar la leche materna en el microondas ni hacerla hervir, basta con llevarla a temperatura ambiente, tibia, que es como sale de nuestro cuerpo.

Como no es posible saber qué cantidad va a tomar el bebé lo más conveniente dejar la leche descongelada en un recipiente madre y ofrecer al bebé pequeñas cantidades en otro recipiente (vaso, cuchara, jeringa, biberón). Así se va rellenando del recipiente que se ha descongelado. Siempre que no haya estado en contacto con la saliva del bebé, la leche descongelada puede mantenerse refrigerada durante 24 horas.

Si la leche ha sido congelada y descongelada, se puede refrigerar hasta 24 horas para usarse después, pero nunca debe volver a congelarse.

Fotos | alberth2 y shingleback en Flickr
Más información | La Liga de la Leche
En Bebés y más | Extraerse la leche a mano, Cómo extraer y almacenar la leche materna (vídeo)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios