Síguenos

Ecografía crecimiento bebé

Ya hemos contado pormenorizadamente cómo es el crecimiento del bebé en el vientre materno, y ahora queremos centrarnos en los factores que influyen en el crecimiento fetal, es decir, aquellos que determinan el mayor o menor crecimiento del bebé antes de nacer.

El crecimiento fetal es un proceso complejo en el que se combinan y se integran modificaciones a nivel molecular y celular para permitir el desarrollo del organismo completo. Si existe alguna influencia adversa sobre este proceso, puede haber consecuencias negativas en el desarrollo.

El retraso o alteración en el crecimiento dependerá de la naturaleza, el momento, la duración y la intensidad de la perturbación. El crecimiento intrauterino restringido es la expresión que se utiliza para definir a un bebé que es más pequeño de lo normal durante el embarazo debido a un problema: los bebés no crecen dentro del útero a la velocidad que deberían y por lo general tienen un peso más bajo al nacer.

De manera esquemática, el crecimiento fetal está controlado por factores placentarios, fetales y maternos; es indisociable del crecimiento placentario y requiere un aporte de nutrientes continuo y adaptado a cada período de la gestación. Más ampliamente, el crecimiento fetal adecuado depende de una interacción óptima entre los siguientes factores:

Factores fetales de crecimiento

Factores fetales: es la capacidad del feto para utilizar los nutrientes que recibe. Existen dos factores relacionados con el desarrollo del feto: las hormonas de origen fetal y, más importantes, los factores genéticos o la provisión genética del feto.

  • Dentro de las hormonas, la más importante es la insulina, responsable del crecimiento después de la semana 26 de gestación. La insulina estimula la captación celular de aminoácidos, la síntesis de proteínas y los depósitos de grasa y del glucógeno en el hígado, corazón, tejido muscular y tejido subcutáneo. Los niveles de insulina fetal se relacionan con los niveles de glucosa materna y fetal. La insulina y los factores de crecimiento tipo insulina tienen una función importante en esta fase del crecimiento. El factor de crecimiento insulínico tipo 2, IGF-2 es una hormona peptídica monocatenaria de estructura similar a la de la insulina, con un papel importante en el crecimiento fetal.
  • Los factores genéticos del feto son responsables de alrededor del 15% de las variaciones del peso al nacer, siendo significativamente menos importantes que los factores maternos. El crecimiento del niño y el tamaño de adulto, están determinados genéticamente por los progenitores. En el crecimiento fetal, los genes maternos adquieren mayor importancia que los paternos. Existen algunas patologías cromosómicas se asocian a retraso del crecimiento uterino (las trisomías 21, 18 y 13) y anormalidades de los cromosomas sexuales (el síndrome de Turner).

Factores placentarios

La causa más común es un problema en el funcionamiento de la placenta, que es el tejido que transporta el alimento y el oxígeno al bebé. la placenta va a ser el modulador de los factores que van a determinar el grado de desarrollo fetal: aporta nutrientes y oxígeno, regula la difusión en la circulación materno de los productos del metabolismo fetal, actúa como órgano endocrino produciendo hormonas (lactógeno placentario), factores de crecimiento, neuropéptidos y citocinas.

Su buen funcionamiento, centrado en el flujo placentario, se encuentra relacionado con los factores que explicamos a continuación. Por ejemplo, el flujo placentario se encuentra reducido en patologías que producen vasoconstracción del úteroplacentaria, como los síndromes hipertensivos.

También influyen los cambios en el área de la superficie vellosa, parcialmente relacionados con el estado nutricional materno. Los procesos que afectan la circulación útero-placentaria y placento-fetal reducen la cantidad de nutrientes a disposición del feto.

sentidos-del-recién-nacido

Factores maternos de crecimiento fetal

Lógicamente la madre es el centro natural y fuente de los principios inmediatos y oxígeno imprescindibles para el correcto crecimiento fetal. El estado nutricional de la madre influye, pero aunque los factores nutricionales maternos constituyen uno de los principales elementos determinantes del crecimiento fetal en poblaciones desnutridas, en mujeres en buen estado nutricional poseen un efecto menor.

Factores no nutricionales de la madre parecen explicar del 20% a 50% de la variación del peso al nacer. La somatomedina materna (factor de crecimiento de insulina tipo I o IGF-I), si está produciendo cantidades anormales de la hormona de crecimiento, estaría asociada con el peso de nacimiento.

La afectación vascular materna, condicionando una disminución del flujo útero-placentario puede ocasionar hasta un 25-30% de los casos de retraso del crecimiento intrauterino. Recordemos que fumar durante el embarazo afecta al crecimiento del bebé, ya que el riego sanguíneo de la placenta disminuye durante 15 minutos aumentando la frecuencia cardíaca. El monóxido de carbono inhalado hace que el feto reciba un 40% menos de oxígeno.

Factores ambientales

Estos factores se hallan relacionados con los anteriores: los factores ambientales que pueden influir de la madre (nefropatías, hipertensión, cardiopatía, colestasia, uso de drogas, exceso de alcohol, infecciones urinarias…), en el feto (causando anomalías genéticas, cromosómicas, infecciones) o placentarias (envejecimiento, infartos e insuficiencia placentaria).

Otros factores de crecimiento fetal

Existen otros factores que pueden explicar un retraso en el crecimiento uterino, como una infección congénita (responsables del 5% de los retrasos) o un embarazo múltiple, aunque en este caso el mayor riesgo está condicionado por la mayor incidencia de hipertensión inducida por la gestación, mayor incidencia de malformaciones congénitas, síndrome de transfusión feto-fetal, y por la incapacidad materna para cumplir con las exigencias nutricionales generadas por la gestación múltiple.

Aunque las alteraciones genéticas, las malformaciones, infecciones de la madre durante la gestación, el consumo de tabaco o drogas y la tensión alta antes o durante la gestación también pueden afectar al crecimiento del bebé, el factor más frecuente de retraso en el crecimiento uterino son las complicaciones en la placenta.

Si la información genética es adecuada y el medio ambiente propicio se darían las condiciones óptimas para obtener un crecimiento y desarrollo de acuerdo al potencial genético familiar.

Pero como vemos también hay factores que influyen en el crecimiento fetal sobre los que sí podemos incidir, y llevar unos hábitos de vida saludables antes y durante el embarazo contribuirá a que el bebé se desarrolle adecuadamente.

Fotos | .:elNico:. y QuinnDombrowski en Flickr
En Bebés y más | ¿Qué es el embarazo?, El tamaño de la tripa no depende del tamaño del bebé, Crecimiento intrauterino retardado, ¿Cuánto medirá de mayor?, ¿Cuánto mide el feto?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario