Compartir
Publicidad

Un adolescente gasta 6.000 dólares de sus padres, enfadado porque no le compran un móvil

Un adolescente gasta 6.000 dólares de sus padres, enfadado porque no le compran un móvil
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las relaciones padres e hijos a veces resultan complicadas, como les pasó a esta familia alemana después de negar a su hijo una de sus peticiones.

El adolescente se vengó haciendo un gasto on line de más de 6.000 dólares, enfadado porque sus padres no le compraron el Smartphone que él quería.

No, no fue él quien confesó semejante gasto. Los propios padres llamaron a la policía, asustados de que a su domicilio no dejaran de llegar paquetes con productos que ellos no habían pedido en ningún momento.

Creían que estaban siendo víctimas de un timo, un robo o algo semejante y preocupados contactaron con la policía de su localidad.

La policía investigó y no tardó en encontrar al culpable de tantos gastos. Su hijo, el único responsable de gastar más de 6.000 dólares en todas esas compras. Esa fue la forma que encontró de canalizar su enfado y a fin de cuentas, su venganza por no haberle comprado el teléfono que él quería.

Y menos mal que la trastada o el enfado del adolescente quedó sólo en eso porque los productos que compró en pleno arrebato pudieron devolverse y el dinero ingresado de nuevo a la cuenta corriente de sus padres.

Cambios de humor

470751335

Los cambios de humor a esta edad, la capacidad de frustración ante una negativa, los arrebatos, los enfados fuera de su justa medida, están bastante relacionados con la edad, con el desarrollo y con el crecimiento pero no siempre es así. La educación es fundamental para que puedan aprender a canalizar y gestionar esos cambios de humor y esa ira descontrolada.

Hace poco veíamos cómo se indignaba una niña de ocho años, delante de la ropa de una conocida cadena de hipermercados estadounidense. Ropa dirigida a las niñas que ella encontraba machista y poco igualitaria.

Quedan muy lejos las rabietas de los bebés o de los primeros años. Según van creciendo, se enfrentan a nuevos retos, nuevas situaciones que no se adapten siempre ni a sus deseos ni a sus expectativas como el caso de este adolescente alemán para quien el foco de su enfado y su venganza han sido sus padres y la negativa de estos a cumplir uno de sus deseos, algo sobre lo que seguro tendrán que trabajar de cara al futuro.

Vía | clarin.com
Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | 11 beneficios de una buena gestión emocional para nuetsros hijos | ¿Tu hijo explota por todo? Diez consejos para empatizar y ayudarle

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos