Receta casi infalible contra las rabietas (Introducción)

Sigue a

rabietas

Pues si, hay una receta casi infalible contra las rabietas. ¿Como es posible que no la conozcamos todos? Así nos librariamos de un montón de malos ratos, nerviosismo y enfados sin ton ni son. ¿Existe de verdad?

Según he comprobado es casi infalible. Con la práctica se consigue evitar tener tu una rabieta cuando tu hijo la tiene. No es inmediata. Hay que trabajar para conseguirlo. La receta se llama “Todos al suelo“. Contiene empatía y paciencia como ingredientes principales. Con ella poco a poco logras no volver a perder los nervios y enfadarte cuando tu hijo pasa por un mal momento. La receta sirve sobre todo para nuestras rabietas, que también las tenemos.

Las llamadas rabietas infantiles son síntomas con tres posibles causas, si las conocemos y las respetamos nos será mucho mas sencillo pasar por ellas y hasta prevenirlas. Las razones por las que un niño puede tener una rabieta son fundamentalmente tres:

  • El niño tiene una necesidad fuerte de tipo físico: hambre, sed, sueño, cansancio, agotamiento mental. Si eres capaz de preveer y evitar estas situaciones estarás preparado para actuar antes de que tu hijo llegue a su límite.
  • No tienen información suficiente sobre las consecuencias de su comportamiento. Hay que explicárselas serenamente y de un modo que puedan asimilar. Los niños son muy empáticos y desean complacernos. Y entienden mucho mejor de lo que creemos lo que les decimos.
  • El niño siente miedo o frustración y necesita dejar salir esos sentimientos llorando o rabiando. Su autocontrol es pequeño y están inmersos en un mundo que cada día los pone en situaciones nuevas que les pueden causar preocupación o asustarlos. Necesitan dejarlo salir y nosotros, en esos casos, podemos acompañarlos.

Entendiendo estas tres causas es mucho mas fácil no ponernos nerviosos. Y cuando sucedan o antes de ello, aplicad la receta de “Todos al suelo”. Sentados a la altura de los ojos de los niños y simplemente estando al cien por cien disponibles será mucho mas fácil la comunicación. Si no podemos estar en ese momento pendientes de ellos, en los casos verdaderamente imposibles, lo entenderán, ya que solemos estar ahí cuando nos necesitan. Y si necesitan tener una rabieta, entenderlos y acompañarlos es mucho mas agradable que enfadarse por algo que no pueden controlar.

En Bebés y más | Las rabietas
En Bebés y más | Las rabietas según Rosa Jové

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios