Sigue a Bebesymas

bebe-de-seis-meses.jpg

El comportamiento de un niño depende de muchos factores. Unos son innatos y otros aprendidos, sin embargo es curioso conocer que algunos de los que creemos que se aprenden parecen venir escritos en nuestro código genético.

Los bebés empiezan a distinguir los buenos comportamientos cuando tienen tan sólo seis meses. Esto no quiere decir que a los seis meses sepan lo que significa portarse bien o mal, porque la idea de lo que está bien o mal es tan vaga para ellos que no tiene ningún sentido esperar que lo sepan (y lo que es más que entiendan nuestros ruegos ni nuestras prohibiciones), pero sí muestra que los bebés podrían venir ya con una cierta predisposición a aceptar los buenos comportamientos y rechazar los no tan buenos.

Un estudio reciente realizado en el Infant Cognition Center de la Universidad de Yale, en los EEUU, ha investigado a bebés de entre 6 y 10 meses para valorar qué juicios morales hacen a algunos comportamientos observados.

Para ello utilizaron figuras de madera que les servían como títeres, con los que representaban pequeñas funciones. En una de ellas, una bola roja trataba de subir una colina. En algunas ocasiones un triángulo amarillo ayudaba a la bola roja a conseguir su objetivo, pero en otras un cuadrado azul evitaba que la bola llegara a su destino.

Tras ver el espectáculo varias veces se ofrecía a los bebés tanto la figura amarilla como la azul. El 80% de los bebés se quedó con el amable triángulo amarillo, que era el que había ayudado a la bola roja a subir la colina.

En otro experimento se utilizó un perro de peluche que quería abrir una caja. Un oso acudía a ayudarle, mientras que otro lo intentaba impedir. Igual que con el primer caso, la mayoría de bebés escogió al peluche colaborador.

En el último experimento un gato jugaba con una pelota, perdiéndola en diversas ocasiones. Ante esta situación un conejo recuperaba la pelota para devolvérsela mientras que otro la cogía y se la llevaba. Los niños eligieron de nuevo al personaje que colaboraba. Incluso los más mayores dieron un manotazo al conejo ladrón.

Todo ello viene a demostrarnos que los bebés ya tienen ciertas nociones de lo que está bien y mal o de cuáles son los comportamientos moralmente adecuados y cuáles no y nos hace reflexionar también acerca de cuánto pueden captar de nuestro comportamiento incluso cuando pensamos que no se enteran de lo que sucede a su alrededor por ser tan pequeños.

Vía | Uno más en la familia
Foto | Flickr – fonticulus
En Bebés y más | Calendario del bebé: seis meses, Relacionan el tiempo que pasamos con los niños con su comportamiento, El valor del ejemplo (1): ¿qué enseñamos a nuestros hijos?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario