Síguenos

bebé durmiendo

Sabemos que el hecho de que un bebé y los niños pequeños no duerman de un tirón es de lo más normal, pero tampoco es extraño que un bebé duerma toda la noche a partir de cierta edad.

Esto no quiere decir que debamos buscar “remedios” si el bebé no duerme toda la noche, ya que no sólo los despertares son naturales sino además saludables. Ya hemos hablado de ello a menudo en el blog.

Pero ¿un bebé que duerme toda la noche tiene alguna carencia? ¿Hay que despertarlo? Seguramente os extrañaréis de que me haga estas preguntas, cuando lo habitual (o lo que se escucha más) es preguntarse lo contrario: ¿se despierta tanto porque le falta algo? ¿qué podría hacer para que duerma mejor?

Ante esto, padres preocupados por lo que no es un problema, llega un momento en que da cierta “vergüenza” decir: pues mi hijo duerme como un lirón. Es como políticamente incorrecto. Ante preguntas similares a “¿Y cómo lo haces?” una no sabe qué responder. No hacemos nada.

También lees en distintos foros que los casos de bebés pequeños que duermen toda la noche son muy excepcionales, esos bebés dormilones son poco menos que “bichos raros”, que seguro que son víctimas de algún método conductista, que se los aleja de los padres, que se “les ceba” con biberón o están abandonados a su suerte y por eso duermen tanto.

Y en este sentido, este post es una pequeña reivindicación de los bebés como otros cualesquiera, sanos, atendidos, amados, que comparten habitación con sus padres, que son amamantados, que de manera natural duermen muchas horas seguidas. Y que no son nada raros.

Preocuparse porque un bebé duerme toda la noche

Y es que también se puede producir el efecto contrario: cuando en tu entorno conoces el caso de los bebés y niños que se despiertan a menudo, sabiendo que es lo normal, me preocupo porque el bebé duerme toda la noche pensando que no es “normal”.

Parece que estés esperando a que el bebé se despierte porque tiene hambre, porque necesita mamar, porque quiere contacto, saber que estamos ahí juntos velando por él. Pero nada de eso lo despierta y pasan las horas de plácido sueño.

Explico por qué me detengo en este punto: mis hijas han sido muy dormilonas, a los cuatro meses ya dormían normalmente toda la noche de un tirón, y esto en cierto momento ha llegado a “preocuparme”, a interesarme por los patrones de sueño, a buscar efectos negativos de dormir tanto tiempo seguido.

Y, ¿cuál ha sido el resultado? Pues he llegado a la conclusión de que tan normal es que los bebés hacia los cuatro meses establezcan patrones de sueño más estables y duraderos, durmiendo “de un tirón”, como que sigan despertándose durante las noches a lo largo de los años.

De hecho, cuando los bebés tienen un año de edad, la mayoría de ellos, más del 70% según distintos estudios, como el que vemos a continuación, dormirán toda la noche. No obstante, sí podría haber algún inconveniente para los bebés que duermen toda la noche, como explicaremos en una próxima entrega acerca de este tema.

sueño

Resultados del estudio sobre el sueño infantil “Dormir toda la noche”

Un estudio del que os hablamos hace unos meses, publicado en la revista “Pediatrics”, realizado por investigadores del departamento de Psicología y Ciencias de la Salud de la Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda), concluye que la consolidación más rápida en la regulación del sueño de los niños ocurre en los primeros cuatro meses.

Es decir, que si el bebé tiende a ir aumentando los minutos de sueño a lo largo de los primeros meses, dicho incremento es mucho más rápido en los primeros cuatro meses, pasando a ser más lento después de esa edad.

También señala que la mayoría de los bebés duermen toda la noche a las dos y tres meses de edad, independientemente del criterio utilizado. Y según los datos del estudio, a los cinco meses más de la mitad de los niños duermen toda la noche, el mismo tiempo que sus padres, aproximadamente de las 22 horas a las 6 horas.

El estudio se titula “Sleeping Through the Night: The Consolidation of Self-regulated Sleep Across the First Year of Life” (“Dormir toda la noche: La consolidación de la auto-regulado del sueño todo el primer año de vida”) y también indica que al final del primer año de vida el 73% de los bebés dormía esas ocho horas “de tirón”.

La investigación analizó los datos de patrones de sueño de 75 bebés nacidos a término (los resultados no se podrían extrapolar a los bebés prematuros), durante el primer año de vida, seis días de cada mes. Los informes que redactaban los padres de estos bebés eran comprobados mediante videograbaciones del sueño de los pequeños.

Los autores señalan que su estudio tiene ciertas limitaciones, como que no era suficientemente representativo de distintas etnias y clases sociales, o que hubo algunos padres que dejaron de participar en el mismo. Pero sus resultados se aproximan a otras publicaciones acerca de los patrones de sueño infantil.

¿Quieren estos resultados decir que los niños que quedan fuera de ese horario tengan algún problema? No me cansaré de repetir que no, que es normal y saludable seguir despertándose durante mucho tiempo. Además, puede que con el paso de los meses un niño que dormía toda la noche, deje de hacerlo, y también es normal.

Y al contrario, ¿pueden estos bebés que duermen toda la noche presentar algún problema? Es decir, ¿tenía mi preocupación algún fundamento? Lo veremos a continuación en una próxima entrada.

Fotos | bfhoyt y surligirl en Flickr
Más información | Pediatrics
En Bebés y más | Los continuos despertares de la media noche, Las fases de sueño del bebé, Es sano es que los bebés se despierten por la noche (Primera parte), ¿Cuándo duermen los bebés toda la noche?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios