Sigue a

sandia

Seguramente muchas madres agradecerán este consejo que nos llega de la mano de Ahorro Diario, nuestro blog sobre consumo responsable.

Los niños suelen mancharse muy frecuentemente con fruta, por no decir cada vez que las comen. La falta de habilidad de los más pequeñitos sumado a que la mayoría de las frutas son muy jugosas provoca que mucha de la ropa de nuestros niños quede estropeada por las manchas.

También lo sufren los sillones, fundas de cojines o cualquier objeto suceptible de ensuciarse que tenemos en casa.

Entre las frutas que más manchan, muchas de ellas las comemos en verano, se encuentran las frutas rojas como las fresas, las cerezas, las grosellas, las moras, arándanos así como los cítricos, la mandarina, la naranja y también el melocotón, la sandía, el albaricoque, etc.

El truco para quitar las manchas de fruta de la ropa es, si se trata de una prenda de lana o de nylon, utilizar un poco de agua oxigenada o de amoniaco y después enjuagar muy bien.

Si la fruta ha caído sobre un sofá de piel, debemos usar jugo de limón y después humedecer con agua tibia.

Si la mancha es sobre telas finas, la solución es lavar en agua fría y después echar glicerina. Una vez cubierta la mancha con glicerina, esperamos una hora para que la glicerina absorba la fruta y después lavamos la tela con agua y detergente.

Si tenemos la mala suerte de que la mancha ha caído sobre una tela no lavable, dejamos actuar la glicerina durante varias horas, y después pasamos con mucho cuidado una esponja con unas gotas de detergente y agua.

Espero que os sea útil el consejo.

Vía | Ahorro Diario

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios