Sigue a Bebesymas

en la playa con el bebe

Por fín llegó el verano. Ir con un bebé a la playa, al igual que ir a muchos otros sitios puede convertirse en todo un despliegue de habilidades para la intendencia digna de una escalada al Everest, de hecho he visto a sherpas ir más ligeros que yo en mis primeras visitas a la playa. Todo para que al final vuelva tal cual lo sacaste. ¿Es una misión imposible ir a la playa con un bebé?

No seré yo quien diga que con una toalla y sombrilla ya vamos cubiertos, y me consta que habrá quien no necesite mucho más, de hecho, no son demasiados los indispensables playeros, así como los básicos.

Protectores solares

Sobra decir lo delicada que es la piel de los bebés, y que bastan 5 minutos de sol directo para que nuestro hijo luzca un maravilloso color “camarón nº5” y tengamos que recurrir a una visita guiada por las instalaciones médicas de la playa. Así que cremas factor 50, gorros, sombrillas y esa especie de tiendas de campaña a las que les falta la mitad -no olvidemos que estas últimas deben proteger contra los rayos UVA y permitir la renovación de aire en su interior si no queremos que nuestro hijo pase por el Spa, lo que los Noruegos entienden por Spa claro.

Juguetes

No es necesario llevarnos el catálogo primavera-verano de juguetes al completo. Muchas veces, movidos por nuestro afán de padres con ganas de experimentar el pack playa-con-niños completo, parecemos uno de los bazares a pie de playa, cubos, palas, pelota grande, pequeña, hinchable, de goma espuma, raquetas de madera, de bádminton, pistolas de agua, flotador, manguitos, colchoneta, silla de paseo, tienda de campaña. Mi consejo es que lleves lo mínimo, ya que la playa es ya de por si un gran campo de juego y experimentación. Mete un par de sus juguetes favoritos y alguno nuevo, pero poco más.

Otra cosa a tener en cuenta es la querencia de la arena a fagocitar los juguetes o piezas de estos. Así que si no quieres un disgusto, o tener que pasar el rastrillo a media playa es mejor que su juguete preferido se quede en casa.

Comida y bebida

Si aún es lactante aparece una de las ventajas de la lactancia materna y es que la madre lleva el set completo de serie, si no es el caso o tu bebé ya está en modo mixto también existen ventajas, pues con los 35ºC de media en el ambiente, los líquidos y papillas se calientan que da gusto sin necesidad de aparatos externos. Recordad que es importante que se mantengan hidratados.

El transporte

De sobra es sabido que el mejor transporte para la arena es un buggy o algún representante equino. El problema es que nunca tenemos uno cerca cuando de verdad lo necesitas, así que os toca a vosotros llevar el contenido del maletero hasta la zona de desembarco. Y si hay algo que desde luego no está hecho para la arena son las sillas de paseo y carros, salvo honrosas excepciones.

Paciencia

Elemento básico e imprescindible para pasar un día de playa con el bebé. Tened presente que la playa es un entorno extraño para el bebé y que es muy probable que eso de que se nos pegue la arena no sea plato de devoción de vuestro hijo o quizás os pase todo lo contrario y terminéis pidiendo al ayuntamiento que alicate el litoral antes de que tu hijo termine por comerse la playa a bocados.

A todos los bebés les va a gustar más el cubo y la pala de los vecinos que las que le hayáis comprado, es lo que hay y no sirve de nada ponerse a discutir con el “ves, te dije que compraras el del cangrejo“, verás como al día siguiente cuando llegues con tu flamante “cubo del cangrejo” recién comprado (y que te ha costado 3 horas encontrar porque justamente estaba agotado en todas partes) a tu hijo le va a encantar el cubo rosa fuxia de la familia de enfrente y ya no hablemos del tacto de su toalla.

No, tampoco hay forma de mantener el culito de tu bebé libre de arena, es un imán y no hay forma de mantenerla a raya.

¿Qué opináis, es una misión imposible ir con vuestro bebé a la playa?

Foto de Amy McTigue en Flickr
En Bebés y más | a la playa con un bebe, sobrevivire, Un poco de humor, los juguetes de playa y las madres, A que edad es conveniente empezar a llevar a un nino a la playa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario