Sigue a

una gota de sangre

Saber el grupo sanguíneo que tendrá nuestro bebé no es tan sencillo como saber los grupos de los padres. Usualmente se debe realizar un análisis de sangre para determinar que grupo sanguíneo tenemos, sin embargo no se puede conocer con un simple análisis el genotipo completo del dueño de la muestra, es decir, no sabemos que genes tenemos exactamente y hay tres tipos o variantes del gen que determina el grupo sanguíneo.

Por ese motivo, aunque podamos hacernos una idea del grupo sanguíneo que tendrá nuestro bebé no podemos saberlo simplemente conociendo el grupo que tienen los progenitores. Hay que profundizar más o hacer un acercamiento a las posibilidades.

Las leyes de Mendel

Los grupos sanguíneos están determinados por la herencia, siguiendo las leyes mendelianas. Son los genes los que los codifican y en el caso del grupo sanguíneo, vendrá determinado por los alelos (variantes del mismo gen codificante) que posean ambos padres y su combinación en los gametos que dan lugar al nuevo ser.

Se que puede resultar complicado al comienzo, sobre todo si hemos olvidado los rudimentos de genética que estudiamos en el colegio. Los genes y los cromosomas están en parejas.

El gen que determina el grupo sanguíneo tiene tres variantes y sus combinaciones en la pareja darán lugar a diferentes grupos sanguíneos. Cuando combinan dos genes iguales, el grupo es puro. Pero cuando la combinación es de dos alelos o variantes del gen diferentes, nos encontramos con un híbrido.

Alelos dominantes y recesivos

El gen que determina el grupo sanguíneo tiene tres variantes o alelos: A, B y O. Cada persona tiene dos alelos, provenientes de su padre y de su madre. Es decir, aunque el grupo sanguíneo sea A, B, O o AB, la persona tendrá una combinación de genes que puede ser AA, AO, AB, OO, BB y BO.

Los híbridos serán del grupo sanguíneo del alelo más dominante, en este caso A o B, pero pueden tener un alelo O que no se manifiesta pero que si puede transmitirse a la descendencia al pasar a uno de los gametos, que son haploides (es decir solo tienen un juego de genes, no el juego doble que tienen el resto de las células).

Al concebirse el bebé recibirá los alelos que porten los gametos, es decir, el óvulo y el espermatozoide. Recibirá uno de su padre y otro de su madre, pero no tiene que ser necesariamente el que dominaba en su progenitor.

Cada progenitor va a traspasar sus hijo uno de sus dos alelos, que son llamados IA, IB e ii (que corresponde al grupo O). Las combinaciones posibles entre los cuatro alelos heredables nos dan 16 posibilidades, que determinarán el grupo heredado

¿Qué grupo sanguíneo tendrá mi hijo?

Las personas que tienen un AB tiene que tener necesariamente en sus dos alelos uno correspondiente a A (llamado IA) y uno del B (IB). No transmitira herencia del grupo O. Una persona con tipo O no tiene ni el alelo A ni el alelo B. Tiene dos alelos ii (los que se corresponden al grupo O).

Pero no es tan sencillo, pues los alelos son dominantes (A y B) o recesivos (O) , por lo que se puede presentar un grupo A o B en una persona portadora del alelo O en combinación de A y B.

Existen en realidad, por tanto, genotipos correspondientes a AO (IAi) y BO (IBi), que se manifiestan en el grupo sanguíneo del alelo dominante (A o B), pero que pueden traspasar al hijo el alelo recesivo. Al producirse la división celular, puede suceder que se herede un tipo O y, en combinación con otro híbrido, existe la posibiliad de que el hijo sea O a pesar de que el grupo de los padres sea A y B.

Lo que no podría suceder es que un individuo AB tenga un hijo con el grupo O, ya que no posee el alelo recesivo correspondiente al grupo O que transmitir y el alelo i es recesivo en combinación con IA o IB.

Conclusión

La herencia del grupo sanguíneo viene determinada por un gen que tiene tres manifestaciones o alelos. Las diferentes combinaciones posibles entre ellos determinará, al azar, el alelo transmitido y la combinación final, que será la que de lugar el grupo sanguíneo del bebé. Puesto que no todos tenemos muy frescas las combinaciones matemáticas ni las leyes de Mendel, veremos ejemplos más concretos de posibles combianciones y herencia.

En Bebés y más | Grupos sanguíneos, ¿Qué factor Rh heredará el bebé?, La genética: genes y cromosomas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios