Sigue a Bebesymas

como-sera-tu-bebe1.jpg

Los bebés al nacer ya han vivido durante nueve meses y sobre todo en la última etapa del embarazo han recibido estímulos muy diversos. Por ello cuando nacen ya tienen determinados comportamientos, “conductas espontáneas”. La escala neonatal de Brazelton es un instrumento de evaluación creado por Terry Brazelton, pediatra estadounidense, en 1973.

Este pediatra y sus colaboradores pretendían valorar la calidad de respuesta del niño y la cantidad de estimulación que necesita. Para ello, tiene en cuenta patrones visuales, motrices y auditivos.

La idea central de Brazelton es que el neonato es un ser competente y activo, capaz de responder a los estímulos del entorno, y destaca el valor significativo y predictivo de la evaluación de sus respuestas conductuales. La escala que lleva su nombre es una de las más indicadas tanto para la detección temprana de déficits como para la detección de sus capacidades emergentes.

Dado el carácter interactivo del test, se ha constatado también su utilidad para favorecer el vínculo entre el recién nacido y sus padres, mejorando así el desarrollo del niño.

La escala de Brazelton es una técnica de evaluación interactiva que suele aplicarse a los tres o cuatro días después del nacimiento del niño, pero no es obligatorio que lo realiacen los centros de salud u hospitales.

No es comparable con el test de Apgar, que evalúa variables como frecuencia cardiaca, respiración, color, reflejos y da un índice al minuto de nacer, comparándolo con los 5 minutos posteriores. La escala neonatal de Brazelton evalúa más variables y de forma cualitativa.

piel

Fases de la escala de Brazelton

La escala de Brazelton incluye dos tipos de ítems, 35 conductuales y 18 reflejos. La escala se aplica diferenciadamente en momentos de vigilia o de sueño, e incluye las fases o apartados siguientes (su enumeración y agrupación varía según las distintas revisiones de los autores):

  • Sistema nervioso autónomo: integra las funciones básicas del organismo, regulación de la respiración y de la temperatura.
  • Sistema regulador del estado: es la capacidad del neonato de regular sus estados de conciencia. Por ejemplo, el mecanismo de habituación evalúa la disminución de respuesta. Pretende que el niño sea capaz de seguir durmiendo pese a la presentación de ligeros estímulos (luz, táctil, sonido, destapar las sábanas…).
  • Motor-oral: el objetivo es evaluar los reflejos de succión, pie y búsqueda del niño. También evaluar el tono muscular de brazos y piernas y el tono muscular plantar.
  • Troncal: tiene el objetivo de evaluar aspectos tales como desvestirse, reflejos motrices… Acciones: evaluar la presión palmar, la incorporación provocada (tirando del niño para que ejerza fuerza y se incorpore), reflejos de escalón, enderezamiento y marcha.
  • Vestibular: pretende evaluar la manipulación, estimulación y reflejos. Acciones: evaluar movimientos defensivos (usando los estímulos que se utilizaron en la fase de habituación), el reflejo tónico del cuello y el reflejo de moro.
  • Social-Interactiva: esta fase tiene como objetivo evaluar la orientación y estimulación de la conciencia. Acciones: evaluar la orientación visual-animada (una persona) y visual-inanimada (un objeto en movimiento); evaluar la orientación auditiva animada (persona, palabras dirigidas al niño) e inanimada (objeto que provoca sonidos); evaluar la orientación visual y auditiva (simultáneas); evaluar la capacidad de ser consolado (¿se consuela él mismo, dejando de llorar, o es necesario que acuda uno de los progenitores?).

Gracias a las investigaciones de Brazelton, y en especial a los resultados obtenidos en la fase social-interactiva, hace años que se puso en evidencia que existen algunos comportamientos sociales del bebé y que cuanto más contacto tiene, mejor crecimiento y desarrollo.

El test muestra, entre otras cosas, cómo el bebé reconoce la voz de su madre, le encantan los rostros humanos y le llaman mucho más la atención que los objetos inanimados. También prefieren las voces humanas frente a cualquier estímulo auditivo.

En definitiva, la escala de Brazelton para evaluar el comportamiento del recién nacido ofrece resultados interesantes y puede servir para detectar deficiencias que se tratarían tempranamente.

Foto | vividexpressionsphotography en Flickr-CC
Más información | Redalyc
En Bebés y más | Cuidados del recién nacido: los primeros chequeos, ¿Es el test de Apgar una valoración objetiva del recién nacido?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario