Publicidad
Publicidad

RSS cistitis

Infección urinaria durante el embarazo: prevención y síntomas

2 Comentarios
Infección urinaria durante el embarazo: prevención y síntomas

Aunque durante el embarazo podemos seguir con nuestra vida y rutina normal si el médico nos indica que todo se encuentra marchando bien, debemos estar atentas a cualquier síntoma raro y acudir a nuestras revisiones médicas.

En el embarazo cada cierto tiempo los ginecólogos nos piden un análisis de orina. Esto lo hacen para asegurarse de que no tengamos una infección en vías urinarias, pues si no se atiende debidamente, podrían traer consecuencias. Te comparto cuáles son los síntomas y las maneras de prevenirlas.

Leer más »

Infección de orina durante el embarazo

Comentar
Infección de orina durante el embarazo

La infección de orina es la infección bacteriana más frecuente durante la gestación, ya que entre un 4 y un 10% de mujeres embarazadas la padecen. En esta etapa, las vías urinarias de la mujer son más propensas a la multiplicación de bacterias.

Suele aparecer en el primer trimestre, y si no recibe tratamiento, entre un 25-30% de estas mujeres desarrollarán en el segundo o tercer trimestre una pielonefritis o infección aguda en los riñones, que podría provocar parto prematuro y otras complicaciones.

Puede que el urinocultivo realizado en el primer control gestacional dé positivo, por lo que se deberá iniciar el tratamiento adecuado para la cistitis según la prescripción de nuestro médico.

También podría suceder que la infección surgiera después, por lo que si detectamos sus síntomas (dolor o quemazón al orinar, necesidad de orinar con más frecuencia expulsando pequeñas cantidades, cabio en el color y olor habituales de la orina...) habremos de acudir inmediatamente al médico para que se recojan muestras y se confirme la infección, iniciando el tratamiento cuanto antes.

Leer más »
Publicidad

Cistitis infantil

5 Comentarios
Cistitis infantil

Una cistitis infantil en bebés o niñ@s, si no pasa de ser una infección de las vías urinarias bajas, no da mayor problema si se trata con antibiótico. La complicación surge si hay reflujo de la orina de la vejiga (zona sucia) hacia los uréteres (zona estéril).

Este reflujo puede provocar que la infección vaya al riñón y se convierta en una pielonefritis, por lo que hay que tener mucho cuidado, pues los niños pequeños que sufren varias pielonefritis, pueden llegar a padecer problemas renales.

Por eso, si un bebé tiene cistitis, hacen pruebas de contraste para descartar el reflujo. En muchas ocasiones, cuando hallan reflujo en un bebé, se receta antibiótico a dosis mínimas para evitar infecciones, ya que es muy posible que con el crecimiento, el problema del reflujo desaparezca solo.

Los estudios señalan que en un 46% de los casos, los menores de 2 años con infección urinaria, asocian reflujo vesico-renal, disminuyendo a un 9% los niños de entre 2 y 5 años.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos