Cómo explicar a los niños de dónde vienen los bebés
Ser Padres

Cómo explicar a los niños de dónde vienen los bebés

HOY SE HABLA DE

Tarde o temprano, todos los niños hacen una pregunta que pone nerviosos a muchos padres: ¿de dónde vienen los bebés? Algunos niños la hacen por curiosidad y tratar de entender cómo es que llegaron a la barriga de mamá, mientras que otros lo preguntan por primera vez cuando se enteran que viene un hermanito en camino.

Así que si ha llegado ese momento o deseas prepararte para cuando los peques hagan la pregunta, te damos algunos consejos para explicar a los niños de dónde vienen los bebés.

Hay que considerar la edad del niño

Lo primero que habremos de tomar en cuenta al momento de intentar responderle esta pregunta a los niños es la edad y madurez que tengan.

En el caso de los niños que aún están pequeños o en edad preescolar (una etapa en la que suelen hacer decenas de preguntas al día), responderles que los bebés vienen de la barriga de mamá usualmente les dejará más que tranquilos y conformes.

Sin embargo, en el caso de los mayores la curiosidad es más grande y quizás esta respuesta no les sea suficiente, porque ellos querrán saber cómo es que un bebé llegó a la barriga de mamá en primer lugar.

Cómo explicar a los niños de dónde vienen los bebés

Aunque muchos padres suelen (o solían) recurrir a las flores y las abejas o la historia de la cigueña y cuentos similares, no es recomendable hacerlo, pues como nos contaba hace tiempo una psicóloga cuando tocamos el tema de cómo hablar de sexualidad con nuestros hijos, el uso de ese tipo de metáforas y no hablar de forma clara puede transmitir la idea de que hay algo negativo en esto.

Lo mejor que podemos hacer es responderle a los niños de forma natural y sin muchas vueltas ni historias complicadas, así como les explicamos y respondemos muchas otras preguntas de diversos temas.

Teniendo en cuenta la madurez de nuestro hijo y la edad a la que haga esta pregunta, habremos de ver entonces cómo podemos hablarlo de manera que pueda comprenderlo y evitando caer en el error de darle demasiada información.

Como hemos comentado previamente, muchas veces los niños se quedan contentos con respuestas cortas y precisas o lo que realmente les interesa son cosas sencillas y no es necesario explicarles todo el proceso de concepción ni entrar en tantos detalles.

Por ejemplo, la explicación más sencilla es decirle a los niños que los bebés nacen de la unión de dos células. Si son pequeñitos, quizás la palabra "célula" es difícil de comprender, por lo que podríamos considerar sustituirla temporalmente por la clásica "semillita" para que le resulte más fácil entender.

Conforme vayan creciendo y madurando, podemos ir agregando más detalles a esta primera explicación, hablando entonces de óvulos y espermatozoides y diciéndoles que los bebés son el resultado de una acción consensuada entre dos personas adultas y con la madurez suficiente para ello.

Cuentos para explicar a los niños de dónde vienen los bebés

Si queremos un poco de apoyo cuando llegue el momento en que nuestros hijos nos pregunten de dónde vienen los bebés, hay algunos libros infantiles a los que podemos recurrir.

Nace Eugenia

Nace Eugenia

En este libro, la pequeña Eugenia cuenta a los niños todo sobre su próximo nacimiento: desde cómo llegó a la barriga de mamá, hasta lo que sucederá durante el parto y cómo se alimentará en los días después de su llegada.

"Nace Eugenia" es el primer libro de la asociación El parto es nuestro.

Nace Eugenia (Ed. 3) (Letritas de Amor)

Nace Eugenia (Ed. 3) (Letritas de Amor)

¿Yo También Estuve En Tu Barriga, Mamá?

Barriga

Al ver a una amiga de mamá con una enorme barriga y saber que dentro de ella está un bebé, una pequeña pregunta si también estuvo dentro de la barriga de su mamá antes de nacer, dando inicio a una explicación clara y realista, pero con tacto y sensibilidad, acerca de cómo se hacen los bebés.

¿Yo También Estuve En Tu Barriga, Mamá? (Conocer y comprender)

¿Yo También Estuve En Tu Barriga, Mamá? (Conocer y comprender)

Independientemente de la edad en la que nuestros hijos nos hagan esta pregunta, ayuda mucho prestar atención a lo que quieren saber, guiándonos por las preguntas que ellos mismos tengan sobre el tema y recordando siempre que lo mejor es hacerlo sin nervios y con naturalidad.

Foto de portada | Richard Jaimes en Unsplash

Temas
Inicio