Compartir
Publicidad
Publicidad

Una otitis mal curada puede dar lugar a problemas de lenguaje

Una otitis mal curada puede dar lugar a problemas de lenguaje
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que el frío parece que está haciendo cada vez más acto de presencia, es frecuente que los pequeños de la casa comiencen a tener cuadros regulares de otitis.

Por ello debemos tener cuidado, ya que una otitis mal curada puede dar lugar a problemas del lenguaje del niño. Recordemos que entre los 0 y los 6 años nuestros pequeños se encuentran en una etapa fundamental en la adquisición del lenguaje y debemos tener cuidado que este tipo de enfermedad no suponga un problema en el desarrollo de nuestro bebé.

Hablemos un poco sobre los tipos de otitis más comunes que pueden hacer que exista algún tipo de alteración del lenguaje.

Otitis media aguda

La otitis media aguda es una inflamación/infección de la caja timpánica (que es la parte del oído donde se encuentra el tímpano y la cadena de huesecillos). Frecuentemente, se asocia a cuadros catarrales de vías altas, como pueden ser la rinitis o la tos con o sin fiebre.

El niño siente un dolor muy fuerte debido a la inflamación, así como una pérdida auditiva importante, ya que tanto el tímpano como la cadena de huesecillos apenas pueden transmitir las ondas sonoras. Es necesario llevar a cabo un tratamiento antibiótico asociado a mucolíticos, antihistamínicos y antiinflamatorios.

Es muy importante además evitar la entrada de agua en el oído, ya que puede resultar dolorosa para el niño.

Otitis media serosa

La otitis media serosa consiste en un proceso catarral que hace que se acumule moco en la caja timpánica , así como alteraciones en la presión del oído del niño. Es frecuente que aparezca debido a una hipertrofia adenoidea (las famosas “vegetaciones”).

El pequeño en este caso notará que oye peor, pero no tendrá ningún tipo de dolor, ya que no existe ningún tipo de inflamación o infección que se lo ocasione. Para su tratamiento se suelen recetar mucolíticos y antihistamínicos.

Si a pesar del tratamiento la otitis sigue o si después varias veces vuelve a producirse, se podrá valorar la colocación de un drenaje transtimpánico, que hacen que se ventile la caja timpánica y que salga el moco que se pueda estar formando.

Precauciones

Los bastoncillos para limpiar los oídos cada vez está menos recomendado, ya que en vez de cumplir esta función, lo que logran es empujar más hacia el interior la suciedad que pretendemos eliminar. Por ello, cada vez se está difundiendo más la limpieza del oído mediante pequeños chorritos de suero fisiológico.

Lo más importante de todo es que este tipo de problemas auditivos en los niños debe ser atendidas en todo momento por el médico especialista. La razón es que si requiere de un tratamiento antibiótico, es el médico quién debe recetárnoslo.

Además, es mejor que se haga un buen seguimiento de la evolución de la enfermedad, ya que una otitis mal curada puede dar lugar a problemas de lenguaje en nuestro hijo.

Foto | therapycatguardian en Flickr
En Bebés y más | Los hijos de fumadores tienen más riesgo de padecer otitis, Mi hijo tiene otitis, Tipos de problemas de audición

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos