Publicidad

Los niños que toman leche artificial tienen más riesgo de obstrucción del estómago

Los niños que toman leche artificial tienen más riesgo de obstrucción del estómago
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuando empecé a estudiar sobre lactancia, siendo ya enfermero y padre, leí una frase que me hizo pensar mucho, que decía que la alimentación de los bebés con leche artificial era uno de los mayores experimentos sin control de la historia. Me pareció una frase fuerte y contundente, pero con bastante lógica: un recién nacido llega inmaduro para alimentarse de una sola cosa que le ayude a crecer y madurar rápidamente en todos los sentidos, la leche materna. En el momento en que no se le ofrece esta sustancia y se le da otra, el desarrollo puede ser diferente.

Y son muchas las consecuencias que poco a poco se van conociendo. Sabemos ya que los niños que toman leche artificial tienen más riesgo de infecciones, más probabilidades de padecer obesidad, un peor desarrollo neurológico, tienen un mayor riesgo cardiovascular, entre otras cosas. Ahora se sabe, además, que los niños que toman leche artificial tienen más riesgo de obstrucción del estómago.

Qué es eso de la obstrucción del estómago

El estudio del que hablo comenta que estos niños tienen más riesgo de padecer estenosis hipertrófica del píloro (HPS), una obstrucción del estómago que suele suceder en los primeros dos meses de vida de un bebé y que se resuelve mediante cirugía. Se trata de un engrosamiento de la capa de músculo liso del píloro, que separa el estómago del intestino delgado, con una incidencia media de dos casos por cada mil nacimientos. La causa de que suceda es todavía desconocida.

La investigación se llevó a cabo en el Hospital de Niños de Seattle, en EE.UU., donde un grupo de investigadores analizó los nacimientos sucedidos entre 2003 y 2009. En total estudiaron a 714 niños ingresados con esta obstrucción y a otro grupo de niños sin la estenosis del píloro para compararlos.

Observaron el tipo de alimentación de cada niño y vieron que la incidencia de HPS se redujo de 14 casos por cada 10.000 nacimientos en 2003 a 9 por cada 10.000 en el año 2009. En ese intervalo de tiempo las tasas de lactancia materna aumentaron del 80% al 94%. Analizando los casos vieron que los niños que desarrollaron la HPS tomaban más leche artificial que los niños del grupo control, que no padecieron la enfermedad (19,5% frente a 9,1%). Además, observaron que las probabilidades de que un bebé desarrollara la obstrucción del estómago aumentó cuando las madres tenían 35 años o más y cuando eran multíparas.

Los investigadores concluyen que la leche artificial podría ser causante de algunos casos de HPS y que son necesarios más estudios para saber cómo la edad de la madre o el hecho de que haya tenido partos anteriores puede aumentar también el riesgo de padecerlo.

Como solemos decir siempre, esta investigación y todos los efectos secundarios que puede provocar la leche artificial en los bebés siguen haciendo que el apoyo y la ayuda a las madres lactantes sea importantísimo. Vamos, que toda mujer que quiera amamantar debe poder hacerlo encontrando en los pediatras, las enfermeras, las asesoras de lactancia y la misma familia una red que la sostenga y la ayude a hacerlo posible.

Vía | Europa Press, Estudio en Pubmed Foto | pfly en Flickr En Bebés y más | Las fórmulas infantiles aumentan en un 6% el riesgo cardiovascular en niños y adolescentes, ¿Debería considerarse la leche artificial un medicamento?, Leche artificial y leche materna: busca las diferencias‏

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir