Llamarla "alergia al sol" no es correcto. Estas son las lesiones que puede producir la exposición al sol en la piel de los niños

Llamarla "alergia al sol" no es correcto. Estas son las lesiones que puede producir la exposición al sol en la piel de los niños
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Ahora que llega el calor es frecuente ver en la consulta de pediatría lesiones en la piel que podrían estar relacionadas con la exposición al sol. A este conjunto de patologías se le conoce como alergia al sol o fotodermatosis.

¿Existe la alergia al sol?

Con este nombre, como hemos comentado, se engloban distintas lesiones de la piel relacionadas con la exposición al sol. Está implicado el sistema inmune pero no suelen tener una causa alérgica, por lo que el término "alergia al sol" es poco correcto.

Erupción polimorfa solar

Esta erupción aparece más frecuentemente en mujeres jóvenes menores de 30 años durante la primavera y el verano; hasta el 20% de los casos se dan en niñas y niños menores de 10 años.

Las lesiones suelen aparecer de forma aguda, horas o días tras la exposición solar y suelen desparecer entre 1 y 6 días más tarde sin dejar marcas ni cicatrices, aunque pueden persistir si la exposición al sol continua.

Las lesiones pueden ser variadas (granitos, placas, eccema...) y afectan a zonas poco expuestas al sol habitualmente, como el tórax o la parte superior de los brazos; en niños, sin embargo, es frecuente al afectación de la cara y las orejas.

La erupción polimorfa solar aparece en primavera o inicio del verano, con las primeras exposiciones al sol y van atenuándose según avanza el verano, mejorando a medida que se broncea la piel.

Dentro de esta erupción polimorfa solar podemos distinguir una variante, la erupción juvenil primaveral de la orejas, propia de niños varones de entre 5 y 12 años y que se caracteriza por pápulas (granitos) en las orejas, que evolucionan a ampollitas y costras y curan finalmente sin dejar cicatriz.

Prúrigo actínico

Suela afectar a niños pequeños, especialmente mujeres; es raro verlo en adolescentes y adultos. Suele aparecer en primavera y a lo largo del verano desaparece, para reaparecer de nuevo la primavera siguiente.

Se trata de una erupción que aparece horas o días después de la exposición al sol. Las lesiones pican mucho y aparecen típicamente en cara y antebrazos.

No es raro que se mezclen zonas de piel afectada con zonas de piel sana. Algunos pacientes pueden tener además queilitis (labios agrietados) y/o conjuntivitis, con lagrimeo y fotofobia.

Hidroa vaccinforme

Es muy poco frecuente. Se trata de pequeñas vesículas que aparecen en zonas expuestas al sol (sobre todo cara, pabellón auricular y manos) y que dejan cicatriz al curar.

alergia-sol

Urticaria solar

Según la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), la urticaria solar afecta a un 2% de los niños que se exponen al sol.

En este caso las lesiones aparecen inmediatamente tras la exposición al sol (primeros instantes o minutos). Se trata de habones, placas enrojecidas y planas o ligeramente sobreelevadas (pero sin líquido en el interior), que suelen picar mucho. Es típico que desaparezcan y aparezcan otras en otro sitio. Suele resolverse en menos de 2 horas (nunca duran más de 24 horas), pero puede volver a aparecer con una nueva exposición al sol.

Niño con urticaria

Reacciones de fotosensibilización

Aparecen cuando se suma el efecto de la toma de un medicamento, la aplicación de una crema, medicamento, loción, el contacto con una planta... con la exposición al sol. Si sucediesen estos dos eventos de forma independiente (por ejemplo exponerse al sol sin tomar el medicamento o tomar el medicamento sin exponernos al sol) no habría reacción ninguna.

Dentro de las reacciones de fotosensibilización, las más frecuentes son las fototóxicas, en las que se producen lesiones similares a una quemadura (enrojecimiento y ampollas) minutos tras la exposición solar.

En niños, unas de las reacciones fototóxicas más frecuentes se deben al contacto con determinadas plantas que contienen psoralenos (fitofotodermatitis).

En las reacciones fotoalérgicas, las lesiones tardan más en aparecer 12-72h y son similares a las de una dermatitis (eccema, picor, edema); aparecen sólo en gente susceptible a ellas.

¿Cómo se previene la alergia al sol?

Como hemos visto, la mal llamada alergia al sol engloba diferentes trastornos con diferentes causas pero, en general, previniendo la exposición al sol se previene la alergia al sol o fotodermatosis.

Para ello, es conveniente evitar las horas centrales del día cuando al radiación solar es más intensa (de 12 a 16h), usar ropa protectora de manga larga, sombrero y gafas de sol así como crema de protección solar adecuada y no exponerse repentinamente al sol.

En el caso de la erupción solar polimorfa, pueden ser recomendables exposiciones breves y progresivas para ayudar a que desaparezca, ya que mejora con el bronceado progresivo de la piel (aparece tolerancia).

En cuanto a las reacciones de fotosensibilidad, es importante saber que determinados medicamentos y productos pueden hacer que nuestra piel reaccione de manera exagerada al sol. Evitar la exposición solar durante al toma de estos medicamentos o evitar los productos (como perfumes, lociones...) que provoquen la quemadura es suficiente para prevenirlas.

¿Cómo se tratan?

Algunas de estas lesiones desaparecen espontáneamente en horas (como la urticaria solar) o días (erupción solar polimorfa) pero puede ser necesario algún tratamiento como antihistamínicos orales y/o corticoides tópicos. Por supuesto, evitar la exposición solar así como eliminar el desencadenante, si es posible, en el caso de fotosensibilización.

Temas
Inicio