Fiebre en bebés: cómo bajar la temperatura y cuándo acudir a urgencias

Fiebre en bebés: cómo bajar la temperatura y cuándo acudir a urgencias
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La fiebre es un mecanismo de defensa mediante el cual nuestro cuerpo activa las defensas necesarias para luchar frente a una infección. La fiebre en sí misma no es mala, pero en el caso de los bebés pequeños -menores de tres meses-, que tienen un sistema inmunitario aún inmaduro y por ende mayor probabilidad de sufrir una infección grave, debemos vigilar especialmente este síntoma. 

¿Qué es la fiebre?

La fiebre es un aumento de la temperatura corporal 37,5ºC o superior si se mide en la axila y 38ºC o superior si se mide por vía rectal. 

Mejorar su estado general es el objetivo de disminuir la temperatura. Así, si nuestro hijo está contento, jugando, tienen buen estado general, no debemos tener prisa por bajar la fiebre. Si, por el contrario, está decaído, quejoso, incómodo, trataremos de bajarle la temperatura para que esté más confortable.

¿Cómo bajar la fiebre en el bebé?

fiebre-bebe

- Quitarle algo de ropa: debemos buscar bajar la temperatura corporal del bebé. No lo sobreabrigues para que sude; mejor quítale algo de ropa para que esté fresquito.

- Baño con agua templada: puedes darle un baño con agua tibia, nunca con agua fría, para bajar la temperatura corporal.

- Mantenerlo hidratado: si el niño está sudando a causa de la fiebre es aconsejable que le vayamos hidratando con agua, caldos, zumos.

- Mantener una temperatura ambiente confortable (alrededor de 22-24 grados)

- Antitérmicos: podemos usar medicamentos antitérmicos como el paracetamol (a partir de cualquier edad - siempre recetado por el pediatra-)  y el ibuprofeno (a partir de los 6 meses de edad: Habrá que ajustar la dosis en función del peso del niño y no es recomendable alternarlos. Si vomita el medicamento antes de los 15 minutos, puedes volver a dárselo.

Cuándo acudir a Urgencias

La fiebre puede tratarse en casa con los métodos que hemos comentado arriba, sin embargo es importante que estemos atentos a ciertos signos de alarma y acudir a urgencias si:

  • Si el bebé tiene menos de 3 meses.
  • Si tiene una temperatura superior a 40ºC.
  • Si lleva 4 días o más con fiebre. Esto no es un signo de alarma pero deberá consultar obligatoriamente, aunque sin prisas, salvo que su pediatra le haya dado otras instrucciones.
  • Si el bebé o niño padece de alguna enfermedad crónica grave (malformación del corazón, inmunodeficiencia, cáncer en tratamiento quimioterápico).
  • Si se queja de dolor de cabeza intenso y vomita varias veces.
  • Si el niño respira con dificultad.
  • Rigidez de nuca: sólo puede explorarse en el niño de más de 1 o 2 años y que colabora. Hay rigidez de nuca si el niño es incapaz de sujetar una hoja de papel con el mentón (cerrando la boca) sobre el pecho. No obstante, la fiebre elevada puede producir rigidez de nuca siendo necesario bajarla para comprobar que persiste.
  • Convulsión febril: el niño pierde la conciencia, se pone rígido y empieza a sacudirse. A veces, simplemente se desmaya o suceden las dos cosas.
  • Petequias. Son manchas puntiformes de color rojo que no desaparecen al estirar la piel circundante. Acudiríamos a urgencias en el caso de que no sean petequias producidas por la tos y los vómitos (son habituales en estos casos en la cara y pecho), se extiendan y/o exista decaimiento.
  • Decaimiento importante. La fiebre, por muy escasa que sea, puede producir decaimiento en el niño. Sólo deberá alertar si el decaimiento es importante y persiste pese a lograrse bajar la temperatura por debajo de 37,5º C. 
  • Tiene mal color, mal estado general, está excesivamente somnoliento o, por el contrario, muy irritable.

En Bebés y más | Cuatro remedios caseros para bajar la temperatura de los bebés y niños con fiebre, Mi hijo tiene fiebre, ¿es recomendable alternar paracetamol e ibuprofeno para bajar la temperatura?

Temas
Inicio