Compartir
Publicidad
Publicidad

Causas de la plagiocefalia o “cabeza plana”

Causas de la plagiocefalia o “cabeza plana”
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La plagiocefalia es una malformación craneal que afecta cada vez a más bebés, especialmente desde que los pediatras recomiendan que los niños duerman boca arriba para prevenir la muerte súbita.

El cráneo de los bebés es muy maleable, lo cual ocasiona que cualquier presión externa o una determinada postura continuada puedan causar una deformidad. Para evitarla, se recomienda cambiar al bebé de posturas.

Las causas de la plagiocefalia son genéticas y ambientales, aunque las segundas prevalecen cada vez más sobre las primeras. Lo que se sabe es que la sufren más los niños que las niñas.

En términos generales se la conoce como plagiocefalia, pero estrictamente la plagiocefalia es la deformidad causada por dormir siempre del mismo lado, a la deformidad por dormir siempre boca arriba se la llama braquicefalia mientras que la ocasionada por dormir con la cabeza bien plana de lado se llama escafocefalia (se da frecuentemente en prematuros).

Los niños más propensos a sufrir deformidades son los bebés muy grandes y dormilones, los primeros hijos por falta de experiencia de los padres y los segundos porque hay menos tiempo para dedicarle y permanecen más tiempo tumbados.

La posición en la que se encuentra el bebé dentro del útero es una de las causas de deformidad craneal, un encajamiento prolongado o la posición de nalgas favorece una determinada presión sobre su cabeza.

También influye una desproporción entre el tamaño del bebé y la pelvis de la madre, si se trata de una gestación múltiple, una gestación post-término o un feto demasiado grande (macrosómico).

Una vez que nace, la causa principal de la plagiocefalia deformacional es apoyar la cabeza del bebé siempre en la misma posición. La forma de prevenirla es muy sencilla. Se recomienda alternar las posturas a lo largo del día. Si el bebé se queda tumbado sobre su espalda durante muchas horas es más factible que desarrolle una deformidad en la cabeza.

Se previene alternando la posición boca arriba y de lado a la hora de dormir. También evitando dejar al bebé demasiadas horas semisentado en hamaquitas, sillas o carritos y colocándolo panza abajo mientras está despierto. Así, evitaremos que esté apoyado sobre su cabeza a la vez que fortalece los músculos de la parte superior de la espalda.

Foto | © PhotoXpress.com, reproducida con autorización.
Más información | Plagiocefalia, MedlinePlus
En Bebés y más | Cómo prevenir la plagiocefalia deformidad de la cabeza del bebé, Para dormir al bebé, de espalda y de lado,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos