Publicidad

Brodie Bowen, la niña de siete años que levanta pesas de más de 40 kilos

Brodie Bowen, la niña de siete años que levanta pesas de más de 40 kilos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Brodie Brown tiene apenas siete años pero ya es toda una entusiasta del fitness, al igual que su madre y su padre. En la cuenta de Instagram de su madre Jes se la puede ver practicando pesas en el gimnasio que ambos tienen en Florida.

La vemos levantando pesas de 32 kilos en sentadillas y de más de 40 kilos en peso muerto, algo que ha levantado gran revuelo en las redes sociales. ¿Es recomendable que los niños hagan entrenamiento de fuerza con pesas? ¿Hay un límite de peso o de edad?

 

 


El debate en las redes. Al ver las imágenes de la pequeña levantando pesos tan elevados, las reacciones de los usuarios no se han hecho esperar. 

Por un lado, están quienes muestran su asombro por la fuerza y el estado físico de la niña, y por el otro quienes consideran que no es apropiado que una niña se someta al mismo entrenamiento que realizan los adultos, pues podría afectar al desarrollo de sus huesos, de su espalda o a su crecimiento.

También podemos verla realizando exigentes entrenamientos junto a su madre, como en este vídeo: 

 

El entrenamiento de fuerza en niños, ¿a partir de qué edad?

Es indiscutible que el ejercicio físico ofrece muchos beneficios a los niños. Entre ellos: mejora la forma física, el corazón, la fuerza muscular, ayuda a mantener un peso saludable, además de mejorar la salud mental, la autoestima, así como prevenir el desarrollo de factores de riesgo asociados a enfermedades crónicas.

Por ello, la AEP recomienda para los niños de entre 5 y 17 años, al menos 60 minutos al día de actividad física moderada a vigorosa (se puede dividir en varias sesiones a lo largo del día), por ejemplo caminar rápido, montar en bicicleta o en monopatín, patinar, correr (trotar suave).

¿Y entrenamiento con pesas? Hay estudios donde se han encontrado lesiones en niños y adolescentes que realizan levantamiento de pesas de competición (degeneración de disco, hernias, espondilolisis, daños en los cartílagos..), por lo que la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que los tipos explosivos de pesas o levantamiento pesado al estilo olímpico debe retrasarse hasta que madure el esqueleto después del impulso de crecimiento.

Según la AAP, si los niños o los adolescentes emprenden un programa de entrenamiento de fuerza, deberían empezar con ejercicios de baja resistencia hasta que se aprenda la técnica apropiada.

"Pueden ser seguros y eficaces si se sigue una técnica de entrenamiento de potencia apropiada y se guardan las precauciones de seguridad".

Aunque existe el mito de que el entrenamiento con pesas podría afectar el crecimiento, y hacer que los niños "queden bajitos", sin embargo según el documento de consenso internacional publicado en el British Journal of Sports medicine (2014):

"No hay evidencia científica que indique que el entrenamiento de la fuerza tendrá un efecto adverso sobre el crecimiento durante la infancia o adolescencia o la reducción eventual de la altura en la adultez".

En el caso de que el niño practique una disciplina que requiera el entrenamiento con pesos para adquirir fuerza, a partir de los siete u ocho años, los niños pueden hacer entrenamiento con fuerza con seguridad si tienen un buen equilibrio y un buen control de su cuerpo, saben seguir instrucciones y son lo suficientemente maduros para realizar los ejercicios adecuadamente.

Hay que remarcar que un programa de entrenamiento de fuerza para niños no debe ser una versión a menor escala de un programa de entrenamiento para adultos. Los niños que hagan entrenamiento de fuerza deben aprender las técnicas adecuadas y deben saber usar el equipo con seguridad.

Los programas de entrenamiento de fuerza, por lo general, son seguros. Cuando se hace adecuadamente, el entrenamiento de fuerza no daña los huesos en proceso de crecimiento.

Una rutina segura

Los niños y los adolescentes pueden tonificar sus músculos usando pesas de peso reducido (o resistencias ligeras) y un elevado número de repeticiones, en lugar de tratar de levantar pesas voluminosas una o dos veces.

  • Deben ser supervisados por un profesional que indique el programa de entrenamiento personalizado a seguir según la edad del niño y su estado físico.
  • Realizar ejercicios con poco peso o sin peso, usando la resistencia.
  • Realizar la técnica correcta.
  • Realizar ejercicios de precalentamiento y estiramientos tras la práctica para prevenir daños musculares y articulares.
  • Asegurarse que sea una práctica lúdica, que el niño 

En Bebés y más | Un niño con superpoderes (o casi): se llama Dash y con tres años ya marca abdominales

En Vitónica | ¿Pueden los niños hacer pesas?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios