Compartir
Publicidad
Publicidad

Alergia al polen en los niños

Alergia al polen en los niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si bien las alergias más comunes entre los niños son las alergias alimentarias, la alergia al polen, también llamada "la fiebre del heno" afecta a un gran número de niños y, según advierten los expertos, se ha convertido en una alergia cada vez más frecuente entre los más pequeños.

La primavera es la época del año más sufrida por los alérgicos al polen, de hecho se cree que este año será especialmente intensa por las lluvias que se han registrado en los últimos meses. Los microscópicos granos de polen se extienden por doquier y se esparcen con el viento, siendo muy abundantes en sitios con muchos arbustos y árboles como jardines, parques o campos. En España, las plantas responsables del mayor número de alergias al polen son las gramíneas, el olivo y las parietarias.

Los síntomas de la alergia al polen pueden confundirse fácilmente con los de un resfriado, sin embargo hay que observar otros signos para identificarla.

Suele haber estornudo con goteo o bloqueo nasal, igual que un resfriado, pero puede ir acompañado de lagrimeo en los ojos, ojeras alérgicas (manchas rojas debajo de los ojos) y picor en la nariz haciendo que los niños se froten a menudo la nariz hacia arriba dejando una marca horizontal en la misma. Por su parte, a diferencia de una alergia, el resfriado desaparece después de unos días y suele ir acompañado de fiebre, malestar e irritabilidad.

En algunos niños, la alergia al polen puede incluso llegar a causar crisis de asma con sibilancias en el pecho y dificultades para respirar.

prick
Para confirmar una alergia al polen un alergólogo realiza una prueba cutánea llamada “prick test”. Esta consiste en aplicar una gota del alérgeno concentrado en el antebrazo del niño, pinchar con una pequeña lanzeta para introducirlo en una capa profunda de la piel y comprobar si se forma una roncha de aproximadamente 3 milímetros de diámetro. Si aparece, se confirma la alergia. La prueba se suele realizar con varios tipo de polen para identificar cuáles provocan reacción en el niño.

También puede realizarse una prueba a partir de una muestra de sangre del pequeño, pero el “prick test” o prueba del pinchazo es la más utilizada y menos traumática para el niño.

Una vez que se confirma la alergia, lo importante es conocer los pasos a seguir, qué hacer si nuestro hijo es alérgico al polen.

  • Evitar, en la medida de lo posible, la exposición el alérgeno. Ni significa que hay que encerrarlo en casa, pero sí tomar algunas precauciones como evitar en esta época del año las salidas al campo o de excursión.

  • No permitirle salir a la calle ni realizar actividades al aire libre por las mañanas cuando los niveles de polen son más altos. Dejar las salidas para las últimas horas del día.

  • No secar la ropa al aire libre pues en épocas de mucho polen se queda pegado a las fibras.

  • Tomar precauciones especiales los días soleados y con mucho viento. Si es necesario puedes recurrir a mascarillas para filtrar el aire.

  • Evitar lugares con polvo, humo y evitar el uso de sprays.

  • Infórmate de los niveles de polen. Es como informarse del estado del tiempo para estar preparado antes de salir. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, ofrece un servicio gratuito de SMS para conocer el nivel de polen cada día.

  • Llevar siempre las ventanas cerradas en el coche y colocar un filtro anti polen para coche.

  • Utilizar gafas de sol para evitar el contacto directo del polen en los ojos.

  • Ventilar la casa muy temprano a primerísima hora de la mañana.

En cuanto al tratamiento médico contra la alergia al polen, es el pediatra junto con el alergólogo quienes deben prescribir los medicamentos necesarios.

Los más utilizados son los antihistamínicos y los broncodilatadores en caso de asma. Por último, la vacuna antialérgica está indicada en determinados casos de alergia. Pregúntale a tu pediatra sobre la conveniencia de aplicarla en cada caso.

Más información | Unidad de alergia infantil La Fe, Aeped En Bebés y más | Es necesario prevenir los efectos de las alergias durante esta primavera, Reacciones cruzadas entre el polen y los alimentos, Las alergias más comunes en los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos