Publicidad

Administrar antibióticos durante los primeros tres años de vida deteriora la flora intestinal del bebé

Administrar antibióticos durante los primeros tres años de vida deteriora la flora intestinal del bebé
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los antibióticos son uno de los más importantes avances científicos, pero utilizarlos más de lo necesario es perjudicial para la salud, especialmente cuando se trata de bebés de pocos meses. Las comunidades científicas se esfuerzan en concienciar sobre un uso prudente de estos medicamentos, advirtiendo que no sirven para curarlo todo, sino que sólo son efectivos para tratar infecciones producidas por bacterias.

Una nueva investigación destinada a investigar los efectos del uso de antibióticos en niños ha hallado una importante relación entre tomar antibióticos en los primeros tres años de vida y algunas enfermedades muy comunes en niños como alergias o enfermedades autoinmunes.

¿Por qué los antibióticos podrían estar relacionados con alergias y enfermedades autoinmunes en los bebés?

Según el estudio realizado por investigadores de Massachusetts (Boston), la administración de antibióticos durante los tres primeros años de vida deterioran la flora intestinal en los niños alterando negativamente su composición.

La microbiota intestinal es el conjunto de bacterias "buenas" que se alojan en el intestino y que cumple una importante función autoinmune en los recién nacidos. En los bebés, la microbiota intestinal es menos diversa y estable, por lo que cualquier situación que la altere compromete su protección ante enfermedades alérgicas y autoinmunes.

No es la primera vez que se los relaciona. Un estudio anterior, publicado en Journal of Pediatrics señalaba que dar antibióticos a la madre durante el parto altera la flora intestinal del bebé, a pesar de ser una práctica habitual en aproximadamente el 30% de los partos.

Para comprobarlo, se utilizaron técnicas de secuenciación genética para analizar las poblaciones bacterianas presentes en las muestras de heces tomadas mensualmente de 39 neonatos desde que nacieron hasta que cumplieron 36 meses.

Durante el período de estudio, 20 de los bebés requirieron la administración de antibióticos para sus infecciones respiratorias o de oído, recibiendo para ello entre 9 y 15 tratamientos antimicrobianos.

Los resultados mostraron que los neonatos que recibieron antibióticos tenían una reducción significativa en la diversidad de especies bacterianas, tanto en el número de especies como en el número de cepas de cada especie. También encontraron que la composición de sus microbiotas intestinales era menos estable, especialmente durante los períodos en los que recibían los tratamientos.

Vía | ABC
Más información | ScienceMag
En Bebés y más | Relacionan los antibióticos con el asma, Los pediatras piden un test que detecte cuándo dar antibióticos
En Xataka | La resistencia a los antibióticos en niños alcanza cotas terriblemente altas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir