Publicidad

La verdad sobre la foto viral del bebé recién nacido con un DIU agarrado en la mano, ¿es posible?

La verdad sobre la foto viral del bebé recién nacido con un DIU agarrado en la mano, ¿es posible?
Sin comentarios

En los últimos días se ha viralizado la foto de un bebé recién nacido agarrando con fuerza al DIU que tenía implantado su madre desde hace dos años, pero ¿es posible que el bebé haya nacido sujetando el dispositivo en su mano? Os lo explicamos.

El DIU es pequeño dispositivo con forma de T que se coloca dentro de la cavidad uterina para impedir que los espermatozoides asciendan y lleguen a fecundar el óvulo. Los hay de dos tipos: los recubiertos por hilos de cobre, o los que liberan una hormona llamada progestina, que ayuda a prevenir el embarazo. Es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces, con una efectividad de más del 99 por ciento llegando a ser del 99,8%. Anualmente, menos de 1 de cada 100 mujeres que lo utilizan se queda embarazada. 

Sin embargo, no hay métodos anticonceptivos cien por ciento seguros, y el DIU también puede fallar en raras ocasiones. Es más común que ocurra un fallo durante el primer año de utilización, cuando hay mayor riesgo de desplazamiento o expulsión del DIU durante este periodo. También puede suceder que el DIU descienda, se mueva en la cavidad o lleve demasiado tiempo colocado, perdiendo su eficacia.

¿Puede un bebé nacer con el DIU agarrado en la mano o pegado en la cabeza?

foto-Diu-bebe

Es imposible que el bebé conviva con el DIU dentro de la bolsa amniótica durante el embarazo. Al quedar embarazada, el DIU queda fuera de las membranas que conforman la bolsa amniótica.

El bebé crece dentro de la bolsa rodeado de líquido amniótico y el DIU se queda fuera. Es decir, el DIU no está en contacto con el bebé durante la gestación, por lo que no podría agarrarlo. De hecho, podría romperse la bolsa o saco amniótico, que es uno de los riesgos de mantener el dispositivo en la cavidad intrauterina.

Al nacer el bebé, ya sea por parto vaginal o por cesárea, también se extrae el DIU que ha quedado dentro, aunque lo recomendable es retirarlo al quedar embarazada siempre que sea posible (como veremos más adelante).

Se han dado casos en los que el DIU quedó atrapado entre las membranas de la placenta o hemos visto fotos de un bebé con el DIU pegado a la cabeza, pero esto último tampoco es posible que haya sucedido durante la gestación. Lo más probable es que al momento del parto, al romperse la bolsa, la cabeza del bebé haya arrastrado el dispositivo con su cabeza.

¿Entonces la foto?

foto-bebe-diu

Lo que sucedió (asumiendo que es verdad que la madre quedó embarazada con el DIU puesto), es que tras el nacimiento, al doctor que atendió el parto le pareció gracioso que el bebé agarrase el DIU con su mano para inmortalizar el momento.

Lo coloca en su mano y el bebé lo sujeta con fuerza gracias al reflejo de prensión palmar, un reflejo primario que sucede cuando ponemos un objeto o nuestro dedo en la palma de la mano del bebé y este lo aprieta cerrando el puño.

Así se realizó la foto viral del bebé sujetando el DIU en su mano que ha dado la vuelta al mundo.

¿Qué pasa si llevas un DIU y quedas embarazada?

DIU

Si una mujer portadora de un DIU queda embarazada, se intenta extraerlo siempre que sea posible, ya que la gestación que cursa con un dispositivo dentro de la cavidad uterina presenta un riesgo 50 por ciento mayor de aborto espontáneo, así como mayor riesgo de muerte fetal, infecciones y rotura prematura de membranas.

Lo primero que hay que descartar es que se trate de un embarazo ectópico, es decir fuera del útero, ya que aproximadamente el seis por ciento de los embarazos que ocurren en portadoras de DIU, son ectópicos.

Si se ven los hilos del DIU, o puede retirarse de manera segura por el canal cervical, se debe retirar antes de las 12 semanas de gestación.

Si no se ven los hilos, hay dos posibilidades: que se haya desplazado y la mujer haya quedado embarazada con el DIU mal colocado, o bien que haya descendido y lo haya expulsado. Esto último ocurre sobre todo en los tres primeros meses tras su inserción, por ello se recomiendan revisiones ginecológica tras la implantación del DIU. Para comprobar si el DIU está o no y dónde está implantado se realiza una ecografía, ya que podría haber migrado hacia la cavidad abdominal (aunque es algo muy poco frecuente).

Si el DIU se ha desplazado hacia una parte del útero en la que es imposible retirarlo y la extracción supondría un mayor riesgo de aborto, se mantiene dentro de la cavidad uterina. El DIU queda dentro de la madre, pero estos embarazos necesitan un seguimiento minucioso ya que presentan mayores riesgos.

Según detalla la OMS, "se le debe explicar a la mujer que tiene mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo en el primer o segundo trimestre (esto incluye un aborto séptico espontáneo que puede ser potencialmente mortal) y de tener un parto prematuro si se deja el DIU. El retiro del DIU reduce estos riesgos, aunque el procedimiento en sí supone un riesgo leve de aborto espontáneo". El DIU no produce malformaciones ni lesiones al feto.

Ya sea que el DIU se vaya a retirar o no, se le debe aconsejar a la mujer embarazada que busque atención de inmediato si tiene sangrado abundante, cólicos abdominales, dolor, flujo vaginal anormal o fiebre.

En Bebés y más | El increíble parto en el agua de una bebé que nació dentro de la bolsa amniótica (vídeo)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios