Publicidad

El lanugo: qué es y para qué sirve el vello corporal que recubre la piel del bebé

El lanugo: qué es y para qué sirve el vello corporal que recubre la piel del bebé
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El lanugo es una fina capa de vello que recubre el cuerpo del bebé dentro del útero materno. Comienza a producirse alrededor de la semana 13 de gestación, y aunque al principio solo está presente en la cabeza, poco a poco se irá extendiendo al resto del cuerpo.

En las últimas semanas antes del parto el lanugo comienza a desaparecer, aunque algunos bebés -sobre todo si son prematuros- pueden nacer con zonas de su cuerpo cubiertas de lanugo, siendo a veces bastante largo y oscuro.

Te contamos qué función cumple el lanugo del bebé dentro del útero materno.

¿Qué es el lanugo y qué función tiene?

El lanugo es un pelo fino, suave y poco pigmentado que crece en el cuerpo del feto. Forma parte de la vernix caseosa o unto sebáceo, y su función es la de proteger la delicada piel del bebé ante la ausencia de grasa subcutánea.

Junto con la vérnix caseosa, el lanugo contribuye a mantener la temperatura corporal del feto y proteger su piel de la deshidratación, el frío y los efectos irritantes del líquido amniótico.

El lanugo comienza a formarse entre la semana 13-14 de gestación en la cabeza del feto, y alrededor de la semana 20 ya está presente en todas las partes de su cuerpo. Alrededor de la semana 39-40 comenzará a desprenderse dentro de la cavidad uterina, y sus vellosidades quedarán suspendidas en el líquido amniótico contribuyendo a la formación del meconio.

¿Por qué algunos bebés nacen con lanugo?

Aunque la mayoría de bebés nacidos a término ya no presentan lanugo, en algunos casos sí es posible observar esta capa de vello en su piel, especialmente si se trata de un bebé prematuro. En estos casos, el lanugo tiende a ser visible en el cuero cabelludo, las orejas, las sienes, las mejillas, los hombros y la espalda, e incluso puede ser especialmente largo y oscuro.

Aunque este fenómeno puede sorprender a los padres, no hay motivo para preocuparse ni tampoco requiere de una atención especial, más allá de los cuidados que necesita la piel del recién nacido.

El lanugo nada tiene que ver con el vello corporal que todos tenemos, y es tan débil y frágil que se irá desprendiendo por sí solo en las primeras semanas de vida del bebé con el simple roce de la ropa o la cuna.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Hipertricosis o el "síndrome del hombre lobo": así afecta esta enfermedad a bebés y niños, ¿Cómo es la piel del recién nacido?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio