Compartir
Publicidad
Publicidad

Eutanasia a bebés con espina bífida, ¿una práctica aceptable?

Eutanasia a bebés con espina bífida, ¿una práctica aceptable?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Holanda se convirtió en 2002 en el primer país del mundo en legalizar la eutanasia, y aunque esta práctica no ha estado exenta de polémica desde siempre, es ahora, diez años después, cuando ha saltado de nuevo a los medios por ponerse en relación con bebés. En Holanda se practica la eutanasia a bebés con espina bífida.

Ahora un estudio cuestiona esta práctica, criticándola, y señalando que los recién nacidos con este mal congénito estudiados en su centro “apenas tenían dolores”. Si los recién nacidos tenían dolores, podían aliviarse con paracetamol, o bien morfina, cualquiera que fuese la gravedad de su condición, según los autores.

En su opinión, se está informando erróneamente a los padres (que son los que dan el consentimiento final) sobre la situación de sus hijos a la hora de sopesar este procedimiento.

La ley holandesa de eutanasia está pensada solo para enfermos que puedan solicitarla por voluntad propia, por lo que no contempla a los recién nacidos. Para practicarla en estos casos y evitar problemas con la justicia los médicos aplican el denominado "protocolo de Groningen", elaborado en 2003 por el Hospital Universitario de dicha ciudad, que regula la eutanasia a recién nacidos con males incurables.

Según este protocolo, añadido a la vigente ley de eutanasia sin modificarla, los médicos están obligados a asegurarse de que la situación del recién nacido no tiene cura ni posibilidades de mejora y se da con grandes padecimientos.

Luego tienen que consultar con otro colega, se informa a los padres y corresponde a estos dar su consentimiento para la ayuda a morir. La aplicación de los medicamentos escogidos está también regulada. El procedimiento no es solo para la espina bífida, sino que incluye otras dolencias mortales que pueden afectar al neonato.

Entre 1997 y 2004 se ayudó a morir a 22 recién nacidos con esta malformación congénita del tubo neural, que no cierra la columna y deja al aire la médula espinal. Legalmente se considera que se había procedido bien en situaciones desesperadas de "sufrimiento insoportable".

Acido fólico espina bífida

El estudio sobre la eutanasia en bebés

El estudio, publicado en la revista "Pediatrics" tiene el título Discomfort and Pain in Newborns With Myelomeningocele: A Prospective Evaluation ("Malestar y el dolor en recién nacidos con mielomeningocele: una evaluación prospectiva"). El mielomeningocele es el tipo más común de espina bífida.

El artículo ha sido firmado, entre otros, por el neurocirujano pediátrico Rob de Jong, del hospital Erasmo, en Rotterdam. El autor, junto a su equipo de investigadores, han seguido durante cinco años la evolución de 28 pequeños con espina bífida en distinto grado de complicación.

En ocho de los casos, la lesión era severa. No obstante, solo un 3,3% de las mediciones efectuadas constataron malestar por culpa del dolor, que pudo combatirse siempre bien.

A los autores les parece que el término "sufrimiento insoportable", incluido en el protocolo de Groningen, no es adecuado. Entonces, para ellos, habría que pensar mejor la práctica de la eutanasia, ya que las razones deberían ser incontestables.

Eduard Verhagen, el pediatra que impulsó el protocolo de Groningen, ha subrayado la intención del código deontológico: “El sufrimiento insoportable va más allá de dolor. Hablamos de las expectativas de futuro de estos pequeños”.

La verdad es que nunca quisiera verme en un dilema así, porque nunca sé cómo reaccionaría en tal situación extrema y dolorosa en el que el futuro incierto del bebé está unido a graves problemas físicos y mentales. No obstante, ahora recuerdo que existen asociaciones que se preocupan por la calidad de vida de los niños con espina bífida y sus familiares.

Pero sobre todo recuerdo que es sencillo minimizar los riesgos de que el bebé tenga este defecto del tubo neuronal: tomar ácido fólico antes y durante el embarazo. No obstante, a pesar de ello siempre quedarán casos en los que nazcan niños con esta enfermedad que es la segunda causa de discapacidad física en la infancia (después de la parálisis cerebral).

De momento, en Holanda se puede practicar eutanasia a bebés con espina bífida si se cumplen determinadas condiciones, aunque es lógico que esta práctica levante polémica. ¿Cuál es vuestro parecer al respecto?

Vía | El País Más información | ErasmusMC, Pediatrics Foto | Spec-ta-cles en Flickr-CC En Bebés y más | Vídeo: la importancia del ácido fólico durante el embarazo, Ácido Fólico: ayuda indispensable durante el embarazo, Campaña de prevención de espina bífida en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos