Compartir
Publicidad
Piden que se retire el "Informe Doulas" por contradecir lo que recomiendan los estudios: atención y apoyo a la mujer de parto
Parto

Piden que se retire el "Informe Doulas" por contradecir lo que recomiendan los estudios: atención y apoyo a la mujer de parto

Publicidad
Publicidad

El Informe Doulas del que os hablamos ayer y al que hemos hecho mención con la entrevista a Jesusa Ricoy va a colear durante unos cuantos días, seguramente. El colectivo de enfermería y matronas ha iniciado una guerra disparando con todo lo que tienen y dispuestos a llegar hasta el final para acabar con una figura, la de las doulas, que no tiene como misión suplantar a la matrona, sino servir como apoyo a la madre y, de paso, también como apoyo a la matrona.

Ante tal informe y ante tal descaro, la doctora Ibone Olza, de quien hemos hablado en alguna ocasión en el blog, ha iniciado una campaña de recogida de firmas en Change solicitando la retirada del mismo, por contradecir lo que recomiendan los estudios: atención y apoyo continuado durante el parto.

¿Eso dicen los estudios?

Así es. Eso dicen los estudios en base a una revisión de estudios de la Cochrane, donde se analizó la influencia que tenía el acompañamiento de una mujer de parto. Según concluyeron, estar con la futura madre durante el parto, dando apoyo cuando lo requiere y haciéndole sentir más segura, aumenta la probabilidad de que el parto sea vaginal y las mujeres están más satisfechas con sus partos.

En realidad, acompañar a las mujeres en los partos se ha hecho siempre. No hablo del expulsivo, hablo del parto en sí desde que empiezan las contracciones. Siempre había alguien que acompañaba a la mujer para ayudarle en lo que hiciera falta. Con el paso del tiempo y con el traslado de los partos a los hospitales, ese apoyo fue desapareciendo porque ahora ya no hay una o varias mujeres al tanto de la mujer que va a dar a luz, sino solo la pareja, el marido, que no es poco, pero que a veces está tan o más desubicado que la madre.

Ese papel de apoyo, de acompañamiento, de permanecer cerca de la mujer es el papel de la matrona. Creo que el corto del que hablamos hace cinco años, "Mother of Many", resume de manera muy gráfica ese papel. Sin embargo, vivimos en un momento de crisis en que lo ideal o recomendable no es lo que sucede en realidad, y ese acompañamiento ha ido a menos hasta el punto que la norma es que la pareja se quede sola la mayor parte del tiempo.

La Cochrane revisó 23 estudios de 16 países diferentes con más de 15.000 mujeres en diferentes entornos y circunstancias. En ellos se evaluó el resultado final y la satisfacción de las madres, comparando partos con apoyo continuo por parte de trabajadores del hospital (matronas, enfermeras, etc.), por parte de mujeres que no trabajaban en el hospital ni tenían una relación personal con la mujer (doulas o mujeres que tenían una mínima formación) o personas del entorno de la mujer (pareja, madre, amiga,...) con partos sin ese apoyo continuo que, como digo, suelen ser la norma hoy en día.

Vieron que las mujeres que recibieron apoyo continuo del parto tenían más probabilidades de dar a luz mediante parto vaginal espontáneo que las otras, que tenían más riesgo de dar a luz mediante cesárea o vaginal con ventosa o fórceps. El tiempo de trabajo de parto fue también menor y los bebés tenían menos probabilidades de puntuar bajo en el test de Apgar.

Además, las mujeres que eran acompañadas utilizaban menos medicación para paliar el dolor y tenían un nivel de satisfacción hacia su parto mayor.

Estos resultados se dieron con más intensidad cuando los acompañantes no formaban parte del hospital ni formaban parte del entorno directo de la madre (es decir, cuando las que acompañaban eran doulas o mujeres con una mínima formación).

En dicha revisión no hallaron efectos adversos y por eso concluyeron lo siguiente:

El apoyo continuo durante el trabajo de parto tiene beneficios clínicamente significativos para las mujeres y los bebés y no se conoce ningún daño asociado. Todas las mujeres deben poder tener el apoyo necesario durante el parto y el nacimiento.

Petición de retirada

En la petición de la retirada, Olza añade lo que muchos piensan: antes de entrar a pelearse por quién apoya y ayuda a una mujer de parto deberían quizás empezar por solucionar un grave problema interno que aún sigue vigente, la violencia obstétrica en las salas de parto, que sigue siendo una realidad y que parece no merecer ningún tipo de "informe" que hable de ella.

¿Alguien ha preguntado a las madres qué necesitan? ¿Alguien se ha preguntado por qué muchas matronas no están contentas con su trabajo? ¿Alguien se ha preguntado por qué muchas mujeres acaban solicitando el apoyo de una doula? Quizás deberían gastar más tiempo en tratar de responder a estas preguntas y poner solución, antes que quejarse porque haya mujeres que hayan decidido hacer lo que las matronas, por la razón que sea (en muchos casos por la carga de trabajo, o por protocolos anticuados que deben seguir sí o sí "o si no te gusta como lo hacemos aquí, te vas"), parece que hace tiempo que no hacen.

Y si tanto les preocupa que haya ánimo de lucro, que trabajen sin ningún título reglado, quizás deberían valorar qué aporta la figura de una doula y valorar si la lucha no debería ir por tratar de incluirlas como profesión en vez de eliminarlas.

La petición de firmas, por cierto, parece que lleva un ritmo considerable. Hace 5 horas que se inició y ahora mismo, en el momento de escribir estas letras, son 1.853 las personas que han firmado.

Más información | Change
En Bebés y más | "Las doulas estamos al servicio de la madre". Entrevista a la doula Carolina Cerro, "Mi primer parto fue como tocar el cielo con las manos", entrevista Mauricio Kruchik, doula, La doula en el parto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio