Los partos en el agua son tan seguros como los partos normales, concluyen 36 estudios

Los partos en el agua son tan seguros como los partos normales, concluyen 36 estudios
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El parto en agua es un alternativa que las embarzadas pueden elegir para el nacimiento de sus bebés. A lo largo de los años su uso ha ido en aumento, especialmente por los beneficios que se han encontrado tanto para la mamá como para el bebé.

Pero, ¿qué tan seguros son? De acuerdo con un reciente análisis de 36 estudios, los partos en el agua son tan seguros como los partos normales - siempre que sigan ciertas condiciones.

El estudio

Publicado en la revista BMJ Open, esta nueva investigación sobre los partos en agua analizó las conclusiones y hallazgos de 36 estudios, en los que participaron 157.546 mujeres, y que fueron realizados en los últimos 21 años, entre 2000 y 2021.

Este análisis consideró dos tipos de parto en agua: usando una bañera durante el trabajo de parto pero que la madre salga del agua para dar a luz, o permanecer en el agua hasta que el bebé nazca y salga a la superficie para comenzar a respirar.

El objetivo de este análisis era comparar las intervenciones médicas necesarias durante y después del parto, entre estos dos tipos de parto en agua, y ver si había alguna diferencia entre los resultados de ambos con los partos normales fuera del agua.

Del total de estudios, 31 fueron realizados en unidades obstétricas (como clínicas y hospitales), cuatro en entornos dirigidos por matronas (planificados y en unidades de partería), y solo uno en parto domiciliario.

Al concluir el análisis de los estudios, se encontró que en ambos tipos de parto en agua había claros beneficios para las madres cuando fueran en unidades obsétricas, y que los partos en agua eran tan seguros para mamás y bebés como los partos normales.

En cuanto a las intervenciones médicas, se encontró que al compararlos con los partos normales, los partos en agua reducían significativamente el uso de epidurales, medicación para el dolor, episiotomías y hemorragias postparto.

Por otro lado, se encontró que a nivel emocional las madres obtenían diversos beneficios, pues mostraban mayores niveles de satisfacción sobre sus partos.

Los investigadores concluyeron que el parto en agua es seguro y brinda beneficios a mamá y bebé siempre que se realice en entornos obstétricos, mejorando la calidad y atención a las madres, mientras al mismo tiempo ayuda a reducir el dolor y la necesidad de las intervenciones médicas mencionadas.

Foto | iStock

Temas
Inicio