Compartir
Publicidad

La transfusión placentaria y la posición del bebé al nacer

La transfusión placentaria y la posición del bebé al nacer
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy vamos a comentar un aspecto menos conocido de la importancia de la transfusión placentaria cuando se espera a cortar el cordón umbilical, relacionado con el nivel en que se sitúa el bebé y la gravedad.

Hace tiempo que venimos hablando de que existen muchos beneficios del corte tardío del cordón umbilical cuando ha nacido el bebé, por ello esta práctica forma parte de las recomendaciones en la primera hora de vida del bebé.

Por el contrario, el insuficiente volumen sanguíneo circulante provocado por el pinzamiento precoz del cordón umbilical puede tener efectos negativos inmediatos, que son más evidentes en los prematuros y en los recién nacidos de bajo peso al nacer debido a su inicial volumen sanguíneo feto-placentario menor y a su adaptación cardiorrespiratoria más lenta.

Por ello se recomienda el pinzamiento tardío del cordón, aunque no se puede hacer de cualquier manera, por lo que comentamos un aspecto a tener en cuenta, relacionado con la posición del bebé, para que la transfusión sea efectiva y que los profesionales médicos deberían conocer.

En el documento titulado "Más allá de la supervivencia: Prácticas integrales durante la atención del parto, beneficiosas para la nutrición y la salud de madres y niños", de la Organización Panamericana de la Salud (la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud), se ofrece un apartado dedicado a las recomendaciones acerca del corte del cordón umbilical.

En él se hace hincapié en que la cantidad de la transfusión puede verse afectada por varios factores, entre ellos la gravedad y el nivel en el que se sitúa al bebé respecto a la placenta.

  • Si se mantiene al recién nacido significativamente por debajo del nivel del útero, la gravedad parece acelerar la velocidad de transfusión, pero no cambia el volumen total de sangre transfundida.

  • Si el recién nacido se mantiene lo suficientemente alto por encima del nivel del útero de la madre (50 a 60 centímetros, como se realizó en un estudio), la transfusión placentaria puede ser disminuida, debido a la interrupción del flujo de sangre por la vena umbilical: el flujo sanguíneo no tiene fuerza para ir contra la gravedad y ascender tanto recorrido.

  • Aparentemente, entre 10 centímetros por encima o por debajo del nivel del útero de la madre, la cantidad y la velocidad de la transfusión es aproximadamente similar. Se estima que, cuando el bebé es colocado aproximadamente a 1este nivel, la transfusión placentaria completa ocurre en tres minutos.

En una madre en cuclillas o semiincorporada, esos diez centímetros son suficientes como para mantener al bebé en el seno de la madre durante esos tres minutos, antes de cortar el cordón umbilical.

Se trata de una práctica que todavía no es demasiado seguida pero que podríamos ver cómo se va extendiendo poco a poco conforme se conoce más acerca de los beneficios del corte tardío del cordón, así como del contacto piel con piel con el recién nacido en estos primeros minutos de vida.

Más información | Organización Panamericana de la Salud, Lactando, OMS Foto | Inferis en Flickr-CC En Bebés y más | Corte del cordón: razones para el corte no prematuro, El corte del cordón (Primera parte), El corte tardío del cordón previene la anemia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos